teethRRHH press. Todos hemos sufrido en alguna ocasión una situación embarazosa en el ámbito laboral. De hecho, esta misma mañana una empleada de la empresa avisó a mi compañera de trabajo de que una foto suya con unos amigos estaba en la impresora de la oficina, por si acaso estaba buscándola. La compañera se mostró confundida en un primer momento, antes de darse cuenta de que la foto de la que hablaban era la que ella misma acababa de imprimir, en una impresora equivocada, para decorar su mesa.

Cuando estas y otras situaciones ocurren en el lugar de trabajo, los empleados las afrontan de manera diferente, dependiendo de la gravedad de la situación y de a quién le haya sucedido.

Por ejemplo, ¿se atrevería a decirle a un vicepresidente de la compañía que hoy tiene un pelo horrible? Seguro que no. Por otro lado ¿invitaría a otros compañeros de trabajo a mirar al pelo del vicepresidente para echarse unas risas a su costa? Seguro que sí.

Careerbuilder.com ha decidido profundizar en estas situaciones y ha llevado a cabo un estudio sobre las mismas, encuestando a más de 4.000 trabajaores sobre si ellos advertirían sobre cuestiones embarazosas a compañeros de trabajo de su mismo nivel profesional, así como de inferior y superior categoría.

Comida en los dientes y mal aliento

Según este estudio, un 66% de los trabajadores le diría a un compañero de trabajo de su misma categoría profesional que tiene comida en los dientes o en la cara. El 60% se lo diría a trabajadores de niveles inferiores, y sólo un 49% avisaría a un superior jerárquico. Datos similares se recogen, por ejemplo, en el caso de cremalleras bajadas, en los que se registran, respectivamente, los siguientes porcentes: 67%, 62% y 50%. Estudio completo
Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.