Redacción. Top Employers Institute, organización que certifica las condiciones laborales que las empresas ofrecen a sus trabajadores, ha dado a conocer las cinco tendencias de RRHH que serán referencia en 2019, según el análisis realizado por la entidad entre 1.300 compañías certificadas en 115 países, 94 de ellas en España.

"Estas tendencias tienen en común que buscan fortalecer la conexión emocional con los empleados y potenciar su implicación. A nosotros nos gusta decir que, de lo que se trata, es de pasar del like al love", explica Salvador Ibáñez, country manager de Top Employers Institute en España.

1. Los empleados en el centro. Las iniciativas para situar a los empleados en el centro de la organización se consolidarán claramente en 2019. Las compañías trabajarán para detectar los momentos vitales decisivos para ellos y crearles así experiencias que potencien su compromiso y les enamoren.

Dentro de estas estrategias people first, adquieren un gran protagonismo las iniciativas cada vez más imaginativas para el bienestar, que se sitúan claramente como prioridad estratégica. Un 82 % de las compañías Top Employers a nivel mundial cuenta con prácticas de gestión del estrés, un 79 % con iniciativas de gestión del tiempo y un 71 % con programas de dieta saludable. Estos porcentajes crecerán durante el próximo año.

Además, se intensificarán las prácticas de flexibilidad, con espacios de trabajo versátiles en las oficinas, el teletrabajo y el retorno de las instalaciones a localizaciones más céntricas, cambio que ya se está comenzando a detectar entre las compañías certificadas como Top Employers.

El social learning, que involucra a los empleados en la creación y transmisión del conocimiento, también se consolidará como un aspecto clave para situarlos en el centro de la organización.

2. Los formatos innovadores de comunicación. En 2019 será clave la comunicación emocional con formatos innovadores, con el objetivo de generar una huella en los empleados. Serán ellos mismos los protagonistas de los mensajes. Su testimonio, como embajadores de marca que transmiten autenticidad, se convertirá en clave. El vídeo será claramente el formato predominante para este tipo de mensajes.

La comunicación deberá estar completamente adaptada a todo tipo de pantallas (responsive) y segmentada para los diferentes tipos de perfiles de empleados. Se diseñarán mensajes crecientemente creativos, muchos con formatos gamificados, transmitidos por canales con apps o redes sociales internas. El uso de estas redes sociales internas ha crecido un 11 % en los últimos cuatro años entre las compañías Top Employers a nivel mundial, y lo seguirá haciendo en el futuro próximo.

3. La implicación de los empleados en la gestión del cambio. En 2019, será una tendencia clara la gestión del cambio bottom up, implicando a los empleados en todos los niveles de la organización para que las ideas fluyan y se alcancen así los resultados deseados. Ofrecer a los empleados la oportunidad de que su voz se escuche y de codirigir el cambio fortalece su implicación en él y su compromiso con la organización.

Las compañías se asegurarán de que la voz de sus empleados se escuche a la hora de diseñar su futuro con buenas prácticas como la creación de redes de cambio cultural o grupos de agentes del cambio -empleados que lideran esta transformación bottom up-, plataformas online para compartir proyectos o encuestas rápidas para detectar ideas de mejora (pulse surveys).

Especialmente importantes serán las iniciativas, cada vez más sofisticadas, para fomentar la diversidad, con el objetivo de garantizar que todos los puntos de vista son tenidos en cuenta. Nueve de cada diez compañías Top Employers a nivel mundial consideran ya una prioridad no solo la diversidad de género, sino también la de las múltiples generaciones que conviven dentro de las organizaciones.

4. Datos que impactan en el negocio. Solo un 47 % de las compañías Top Employers a nivel mundial son capaces actualmente de obtener datos que demuestran su alineamiento con el negocio.

Profundizar en la conexión entre la estrategia de personas y la estrategia de negocio será el principal desafío para las organizaciones en 2019. Para mejorar el impacto operacional de RRHH, las compañías incorporarán una gran variedad de nuevos perfiles, como analista de datos de RRHH, Employer Branding Community Manager o Data and Talent Technology Integrator, entre muchos otros.

Además, se profundizará en la mejora de la obtención de datos y en la integración de los diferentes sistemas de información de RRHH.

5. Un trabajo con valores. Crear entornos de trabajo que tengan un sentido claro para los empleados será clave, sobre todo para atraer y comprometer a las generaciones más jóvenes. Las compañías Top Employers han incrementado sus presupuestos para RSC más de un 40 % en los últimos cuatro años, y lo seguirán haciendo en 2019.

Las actividades de responsabilidad social corporativa (RSC) enorgullecen a los empleados que participan en ellas, contribuyen a mejorar la reputación de las empresas en las comunidades en las que operan y potencian su employer branding. De esta manera, se convierten en una magnífica manera de atraer e involucrar a los empleados y de convertir a la organización en un empleador de referencia.

En 2019 se intensificarán también las iniciativas relacionadas con la creación de entornos de trabajo más inclusivos, que ya están gozando de una magnífica acogida entre los mejores empleadores, y con la realización de actividades en las que se involucra también a la familia de los empleados, lo que contribuye a aumentar su orgullo de formar parte de la compañía.

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.