Imagen de la noticia

Redacción. En plena era digital, el 86 % de los emprendedores españoles prefieren atender presencialmente a sus clientes, cara a cara, frente a solo un 14 % que elegirían hacerlo vía online.

Así lo pone de relieve el Estudio Global de Emprendimiento Amway (AGER) 2018, elaborado por la multinacional Amway junto a la escuela de negocios de la Universidad Técnica de Múnich y la empresa de estudios de mercado GfK.

El estudio, realizado a 48.998 hombres y mujeres de más de 14 años procedentes de 44 países, pone de manifiesto que el deseo de los españoles por emprender negocios con atención offline es más elevado que la media europea (77 %) y global (75 %).

Ana María Romero, vicedecana de la Facultad de Comercio y Turismo de la Universidad Complutense de Madrid y miembro del consejo académico asesor de AGER, explica que "aunque la era digital es el presente, la transformación digital en las empresas en España aún es una asignatura pendiente".

Romero puntualiza que, aunque muchas empresas españolas han dado pasos hacia la transformación digital, se trata de actuaciones aisladas y puntuales, y actualmente son muy pocas las que tienen completamente automatizados los procesos de atención al cliente (gestión de pedidos, cobros...).

Pese a ello, y teniendo en cuenta que el nivel de formación digital en las empresas no es suficiente, "la transformación digital se encuentra en la agenda a corto plazo de muchas empresas", añade Romero.

Por edades, el 92 % de los mayores de 50 años optaría por tratar a los clientes de manera presencial, mientras que en edades inferiores esta preferencia se sitúa entre el 81 %y el 82 %.

Además, el 62 % de los encuestados manifiesta su deseo de contar con un equipo, por encima de la media europea (54%) y global (57%), mientras que el 38 % prefiere trabajar por cuenta propia.

Así mismo, el estudio pone de relieve que el negocio ideal de los españoles se ubicaría en las áreas metropolitanas (71 %), por encima de la media en Europa (62 %) y global (64 %).

Por otra parte, el negocio ideal de la mayoría de los españoles, al igual que la media europea y global, estaría más enfocado al beneficio económico, mientras que un 39 % de los encuestados optaría por emprender en negocios de carácter social. En este sentido, las mujeres se muestran más comprometidas que los hombres: el 45 % de las encuestadas desea crear un negocio de este tipo, mientras que solo el 32 % de ellos se decanta por la misma opción.

En cuanto al tipo de oferta, los españoles prefieren vender servicios antes que productos, a pesar de que la diferencia entre las dos opciones es reducida: 54% y 46 %, respectivamente. En este aspecto también se observan diferencias entre hombres y mujeres: las españolas se decantarían por ofrecer productos en su negocio ideal, con un 51 % de las respuestas, mientras que un 59 % de ellos optaría por ofrecer servicios.

En cuanto al entorno emprendedor, solo el 8 % de los españoles cree que el actual estado de la economía es beneficioso para emprender, muy por debajo de la media europea (29 %) y global (36%), y el 26 % ve la necesidad de recibir más apoyo en este ámbito.

El estudio señala el miedo al fracaso como un freno para emprender: solo un 42 % de los españoles estaría dispuesto a correr el riesgo, en línea con la media europea (41 %), por debajo de la mundial (47 %) y muy alejado de datos como el de Estados Unidos (74 %).

En este apartado, el informe también evidencia que las mujeres (44 %) tienen más miedo a fracasar que los hombres (39 %), así como que los menores de 35 años (53 %) y de 49 años (51 %) temen más al fracaso que los mayores de 50 años (29 %).

En relación con la capacidad de emprendimiento, el 45 % de los españoles están convencidos de que poseen las capacidades para emprender un negocio, una cifra que aumenta respecto al año anterior.

A pesar de que los hombres muestran un Índice de Espíritu Empresarial Amway (AESI) mayor que las mujeres, 50 y 39 puntos, respectivamente, ellas experimentan un aumento más notable (+6 %) que ellos (+4 %) con respecto a 2016.

Por edades, los jóvenes menores de 35 años son quienes presentan un mayor deseo de autoempleo (62 %) respecto a los españoles de entre 35 y 49 años (48 %), y los mayores de 50 (26 %).

RRHHpress banner728x110

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.