Imagen de la noticia

Redacción. El coworking, entendido como una nueva forma de trabajo que permite a empresas de cualquier índole compartir infraestructuras y potenciar oportunidades de negocio, no ha dejado de crecer en los últimos años hasta convertirse en una tendencia en el mundo del empleo.

Así lo apuntan desde Randstad, que ha elaborado un estudio para conocer cómo son percibidos los espacios de coworking por los profesionales en España.

El informe revela que los profesionales españoles señalan la flexibilidad que aportan los espacios de coworking (seleccionado en un 35,9 %) y que sean entornos creativos (24,8 %), como las principales ventajas de estos nuevos espacios de trabajo.

El dinamismo que suele caracterizar a los espacios de coworking (20,9 %) y el ahorro de costes que traen consigo (18,5 %) son otras de las ventajas destacadas por los entrevistados por la multinacional de RRHH.

El sector cuenta, además, con muchas posibilidades de crecimiento, ya que según el estudio de Randstad, solo el 12 % de los encuestados ha tenido ocasión de trabajar en un espacio de coworking.

Los profesionales también destacan las diferencias más relevantes con respecto a los espacios de trabajo habituales. El hecho de carecer de instalaciones y puestos de trabajo designados y propios es el aspecto más destacado, elegido por el 42,3 % de los trabajadores encuestados.

Los encuestados también consideran que en los espacios tradicionales se disfruta de una mayor privacidad, ya que eligen esta diferencia el 24,7 % de los profesionales. No contar con una identidad corporativa propia y definida (21,3 %) y una hipotética ausencia de una jerarquía visible y patente (11,7 %) son otras diferencias relevantes para los profesionales encuestados por Randstad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.