Imagen de la noticia

Redacción. El 55 % de los profesionales en España eligen poder conciliar su empleo con su vida familiar como un factor relevante a la hora de elegir una empresa para trabajar, nueve puntos porcentuales por encima de la media europea.

Así lo pone de relieve el informe Randstad Employer Brand Research 2019, elaborado por la empresa de recursos humanos en 32 países para analizar cuáles son los factores más valorados a la hora de escoger un empleo, convirtiendo a España en el país europeo que más importancia concede a la conciliación y el tercero a nivel mundial, solo superado por Singapur y Hong Kong. Tras España se sitúan Italia, Portugal, ambos con un 53%, y Reino Unido, con un 49 %.

Así mismo, el informe de Randstad revela que España es también uno de los países que más valoran la flexibilidad en el trabajo, es decir, aprecia especialmente aspectos como el teletrabajo o las jornadas flexibles.

De hecho, el 43 % de los profesionales españoles escogen la flexibilidad, solo superados por los trabajadores luxemburgueses y austriacos, ambos con un 46 %, un porcentaje diez puntos superior a la media mundial. España está empatada con Alemania, y a continuación se sitúan Países Bajos (39 %), Argentina (38 %) y Bélgica (36 %).

Estos datos corroboran la tendencia de crecimiento que en los últimos años están teniendo los aspectos laborales denominados soft en España. "La conciliación personal y laboral o la flexibilidad en el trabajo con factores clave para los trabajadores, en especial para el talento senior y para el cualificado", asegura Miguel Valdivieso, director de Human Capital Consulting de Randstad.

"Esto denota un cambio evidente en las prioridades de los trabajadores que se debe traducir en un cambio paralelo en la gestión empresarial, que debe apostar por aspectos de productividad frente a una visión de negocio tradicional", añade Valdivieso.

Menos importancia de la gestión empresarial

El informe de Randstad también pone de manifiesto que los profesionales españoles son de los que menos importancia dan a aspectos como la gestión o la salud financiera a la hora de elegir un empleo, en favor de otros como el sueldo o la conciliación.

Así, España es el país del mundo que menos importancia da a una sólida gestión directiva, con apenas un 11 %, lejos de la media global del 23 %. Tras España se encuentran países como Francia, Luxemburgo, Polonia, todos con un 12 %, o Austria, con un 13 %.

Los profesionales españoles tampoco destacan la salud financiera de la empresa como uno de los aspectos más importantes. De hecho, España es el quinto país en el que menos se valora este factor, el cuarto a nivel europeo, con un 24 %, nueve puntos porcentuales por debajo de la media de todos los países encuestados.

Con valoraciones inferiores a las de España se sitúan Suecia, 20 %, Grecia, 21 %, Argentina y Noruega, ambos con un 23 %.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.