Imagen de la noticia

Redacción. La concesión de becas universitarias ha registrado un importante descenso  durante 2020, según datos del portal de referencia en prácticas universitarias Talentoteca, de Fundación Universidad-Empresa (FUE).

En concreto, durante los nueve primeros meses del año de 2020 se han concedido 1.964 becas tanto a estudiantes como a titulados, cuando en el mismo periodo del año pasado se concedieron 2.900, lo que supone una caída del 32 %.

La bajada ha sido especialmente acusada en los meses de confinamiento por la paralización de las prácticas presenciales, pero en septiembre no se han recuperado los niveles de años previos.

"Esto repercute negativamente en el mercado laboral; las empresas no van a encontrar el profesional que necesitan para hacer frente a los retos de futuro, y los jóvenes no van a contar con las competencias transversales que demanda el mercado laboral y que se adquieren durante la formación completa de las prácticas", alerta Carmen Palomino, COO de Fundación Universidad-Empresa.

Bajan las ingenierías y la FP le come terreno a la universidad

Por carreras, las artes y humanidades y las ingenierías y arquitectura son las que sufren una bajada más acusada en el número de becas, con descensos del 50 % y del 49 % respectivamente, mientras que las ciencias sociales y jurídicas bajan un 44 %.

Además de la bajada significativa de plazas, la universidad pierde terreno en las becas de carreras de letras con respecto a la formación profesional (FP), una tendencia que se viene observando en los últimos años y que no se da en las carreras técnicas.

Según datos de Talentoteca, la FP oferta un 52 % más de becas que la universidad para carreras relacionadas con artes y humanidades. Esto no ocurre en las carreras de ciencias e ingenierías donde la presencia de la FP es mínima.

Según Palomino, esto se debe a que las empresas encuentran en la FP perfiles técnicos de estas carreras muy enfocados a sus necesidades en menor tiempo. "Los estudiantes de FP obtienen en dos años unas competencias 100 % enfocadas a lo que necesitan las empresas, es una formación muy vinculada a la realidad empresarial", explica.

Desde Fundación Universidad-Empresa consideran que la única solución es que las empresas apuesten por el talento joven y adapten sus mecanismos para ofertar unas prácticas en remoto de calidad.

De hecho, desde la llegada del covid-19, un 62 % de las prácticas gestionadas por la FUE cambiaron su modalidad de presencial a remoto, y tan solo un 4 % de las becas se cancelaron.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.