La formación en nuevas habilidades será el factor que más impactará en las empresas españolas

Redacción. El factor que más impactará en las empresas españolas durante los próximos dos o tres años será formar a sus trabajadores para que adquieran nuevas habilidades profesionales.

Así lo pone de relieve el nuevo estudio del Institute for Business Value (IBV) de IBM, titulado Find your essential, para el que se encuestó a 3.000 directores generales de 26 sectores y casi 50 países.

En el caso de España, el 59 % de los directivos consultados señaló la formación en habilidades como el factor más determinante para los próximos años, mientras que, a nivel global, los directores generales de las compañías que mejor funcionan -aquellas con un mayor crecimiento de ingresos- están priorizando el desarrollo de talento, tecnología y las alianzas con sus socios de negocio para posicionar a sus empresas después de la pandemia del covid-19.

Junto a la formación para adquirir nuevas habilidades profesionales de los empleados, otros factores que impactarán significativamente en las empresas españolas en opinión de sus directivos serán los factores tecnológicos (53 %), macroeconómicos (47 %) o presupuestarios (48 %).

Capacitar a los empleados para el trabajo híbrido

En 2020 fue una prioridad potenciar el teletrabajo para la mayoría de los directivos encuestados, un 66 % en el caso de España. Sin embargo, en el futuro estos mismos directivos no lo ven tan desafiante. Concretamente, solo un 36 % dice que el teletrabajo será un reto durante los próximos dos o tres años.

A nivel mundial, la gestión del teletrabajo sigue siendo una prioridad para el 50 % de las empresas con mejor rendimiento. Sin embargo, en el caso de las compañías con un rendimiento inferior, este porcentaje se reduce al 25 %.

“La pandemia ha desafiado a los directores generales a centrarse en lo esencial, como son sus empleados. Las expectativas de muchos trabajadores con respecto a sus empresas empleadoras han cambiado significativamente. Habilitar una fuerza de trabajo en cualquier lugar requiere que los directivos proporcionen tecnología ágil, adopten modelos de liderazgo más empáticos que prioricen el bienestar de los empleados y defiendan culturas flexibles e inclusivas", ha señalado Mark Foster, vicepresidente senior de IBM Services.

Bienestar de los empleados

Por otro lado, el bienestar de los empleados también se ha convertido en una prioridad, sobre todo para aquellas empresas con un mejor rendimiento. A nivel global, el 47 % de todas las empresas encuestadas y un 77 % de las que tienen un mejor rendimiento indican que priorizarán este factor, aunque afecte a la rentabilidad de su negocio a corto plazo. En España, un 33 % de los directivos se inclina por esta cuestión.

IBM recomienda que los directores consideren el desafío a largo plazo de implantar un entorno de trabajo híbrido, que puede incluir beneficios como proporcionar a los empleados herramientas digitales y en la nube para la colaboración, prevenir el cansancio de los empleados o mantener la cultura de la empresa con un enfoque en la diversidad y la inclusión.

Fundamentos tecnológicos escalables y flexibles

El estudio del IBV también reveló que la mayoría de los directivos encuestados ve las herramientas tecnológicas entre las fuerzas externas más importantes que afectarán a su negocio en los próximos años, después de las disrupciones masivas de 2020. Por su lado, el 44 % de los directores generales de España así lo cree.

En este contexto, los encuestados dijeron que la nube, la inteligencia artificial y el Internet de las Cosas (IoT) eran las principales tecnologías que creen que pueden aportar beneficios a su negocio.

En España, el 80 % cree que el cloud es una de las tecnologías que más cambiarán sus negocios en los próximos años, seguida de un 78 % correspondiente al IoT y un 65 % a la inteligencia artificial.

Colaboración con otras empresas

Según el estudio del IBV, los directores generales de las empresas con mejores resultados también se centran más en la colaboración con otras empresas. En este sentido, el 63 % de los directivos afirmó que las alianzas se han vuelto más importantes para impulsar el rendimiento empresarial, mientras que solo la mitad de los directivos de las empresas con peores resultados dijeron lo mismo.

Esto refleja, según IBM, que los directivos de las empresas con mejor rendimiento se están centrando en lo que mejor saben hacer y se apoyan en socios de negocio para acceder a ideas más amplias y oportunidades de innovación.

El covid-19 también ha cambiado la importancia que le dan los directivos de España a esta cuestión, con un 40 % que cree que los acuerdos con empresas son importantes para la mejora del negocio.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.