Las empresas extranjeras que operan en España prevén mejorar su actividad en 2021

Redacción. Las empresas extranjeras en España prevén una "clara mejora" de su actividad en 2021 en aspectos como inversión, plantilla, facturación y exportaciones, tras las perspectivas desfavorables de 2020.

Así lo pone de relieve la decimotercera edición del Barómetro del clima de negocios en España desde la perspectiva del inversor extranjero, un análisis realizado conjuntamente por ICEX-Invest in Spain, Multinacionales por marca España y el International Center for Competitiveness de IESE Business School en el que se recoge la valoración y la importancia que otorgan más de 830 empresas extranjeras al clima de negocios en España.

Las respuestas de las empresas participantes se han recogido durante los meses de octubre y noviembre de 2020, por lo que reflejan el impacto que la pandemia de covid-19 ha tenido en el clima de negocios y en los resultados y perspectivas de las empresas. Por este motivo, se ha incluido en esta edición un capítulo específico sobre el impacto de la crisis sanitaria para tratar de valorar y acotar esta circunstancia.

En términos generales, la valoración del clima de negocios en España desciende respecto al año anterior, con una puntuación media de 2,8 sobre 5, dos décimas menos respecto a la anterior edición del estudio.

Las áreas que han recibido mejor valoración por parte de los inversores han sido, por este orden, las relacionadas con infraestructuras, capital humano y calidad de vida.

Perspectivas de futuro

La pandemia de covid-19 y la posterior crisis económica han afectado de forma clara a las previsiones de los inversores extranjeros en España para el año 2020, si bien las empresas prevén una clara mejora en 2021 que, sin embargo, todavía no alcanzará los resultados previos a la pandemia.

Las perspectivas de inversión para 2020 por parte de las empresas extranjeras en España no fueron positivas, con solo un 60 % de empresas favorables a aumentar o mantener sus inversiones en España en 2020, frente al 91 % del año anterior.

Para 2021, el porcentaje de empresas que tienen previsto aumentar o mantener sus inversiones en España vuelve a subir, hasta alcanzar el 73 %.

Empleo

En materia laboral, las perspectivas han sido menos negativas -posiblemente, por el papel de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)- y el porcentaje de empresas que tenía previsto aumentar o mantener su plantilla en España ha pasado a un 70 % en 2020, desde el 87% que afirmaba haberlo hecho en 2019.

Facturación

Las perspectivas de facturación en España para 2020 son las que se vieron más afectadas por las circunstancias especiales del pasado año. Así, tan solo un 36 % de las empresas tenía previsto aumentar o mantener la facturación en 2020, aunque este porcentaje asciende al 69 % en 2021.

Exportaciones

Finalmente, con respecto al volumen de exportación, un 75 % de las empresas extranjeras encuestadas exportan a terceros mercados desde España.

En 2020, un 29% de todas las empresas encuestadas tenía previsto disminuir sus exportaciones, aunque para 2021 el porcentaje desciende a un 15%.

Recuperación de la inversión extranjera directa

En España se ha registrado también una caída de los flujos de inversión extranjera directa (IED) recibida, aunque no tan intensa como se ha podido observar en otros países.

Según el Registro de Inversiones Exteriores del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la inversión extranjera en España (sin incluir entidades de tenencia de valores extranjeros -ETVE-) en el periodo enero-septiembre de 2020 ha caído en un 11 % respecto al mismo período del año 2019.

Esta caída se debe principalmente al reducido volumen de IED registrada en el primer trimestre del año, en el que se concentró gran parte del impacto de la pandemia y las restricciones de movilidad.

Por el contrario, la IED productiva recibida por España en el segundo y tercer trimestre de 2020 no solo ha mejorado sustancialmente el registro del primer trimestre del año, sino que ha mejorado la registrada en el segundo y tercer trimestre de 2019.

Así la IED recibida en el segundo trimestre de 2020 ha sido un 17 % mayor que la recibida en el mismo periodo de 2019, mientras que la registrada en el tercer trimestre de 2020 ha mejorado en un 30 % la del tercer trimestre de 2019.

Estas cifras parecen indicar que, tras el primer impacto negativo de la pandemia, y coincidiendo con la progresiva desescalada a partir de junio, los inversores han retomado sus operaciones en España.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.