Solo un 13 % de empleados españoles prefiere un horario tradicional de 9 a 5

Redacción. Un estudio paneuropeo llevado a cabo por Samsung Electronics Co., Ltd entre más de 14.000 consumidores ha puesto de relieve que los modelos convencionales de vida laboral son cosa del pasado, ya que, para los encuestados, no hay vuelta atrás al horario tradicional 'de 9 a 5'.

El estudio, Hybrid Living Futures, presentado hoy por Samsung en colaboración con The Future Laboratory, revela que los países más contrarios a volver a la rutina anterior son Alemania, Suecia, Polonia y España, donde solo el 7 %, el 11 %, el 12 % y el 13 % de los trabajadores, respectivamente, prefiere un horario tradicional de 9 a 5 en lugar de la flexibilidad de la vida híbrida.

En general, el 86% de los europeos han adoptado una forma hibrida de vida y ya no desean volver al horario tradicional de oficina.

Los peligros de estar siempre conectado

Aunque muchos españoles se encuentran cómodos en el modelo híbrido, un 19 % de trabajadores reconocen tener dificultades para desconectar del trabajo, un 13 % tiene la sensación de trabajar a todas horas y un 14 % hasta altas horas de la noche, mientras que el 45 % de ellos utiliza el tiempo que ha recuperado de los desplazamientos para realizar tareas domésticas.

El aumento del tiempo que se pasa en casa ha provocado que muchos trabajadores sientan que están haciendo varias tareas al mismo tiempo, y la forma más común de gestionar las exigencias laborales y domésticas es hacer malabarismos en ambos ámbitos a la vez, siendo esa la sensación para el 18 % de los españoles, por debajo de otros países como Grecia e Italia, donde el porcentaje es del 41 % y 40 %, respectivamente.

Los datos españoles también contrastan con países como Francia y Dinamarca, donde el 36 % y el 35 % afirma que estas obligaciones se combinan sin problemas, siendo el 21 % en el caso de España.

Para hacer frente a las presiones de esta cultura siempre conectada, el 57 % trabajadores europeos siguen buscando activamente formas de crear un límite entre su vida personal y profesional, lo que se eleva al 74 % en el caso de los trabajadores españoles, frente a la mayor despreocupación del Reino Unido, con un 46 %.

Tecnología para ayudar a desconectar

Las nuevas tecnologías están evolucionando para evitar este gap y crear una conexión con sentido en un mundo físicamente desconectado. La investigación muestra que al 75 % de trabajadores españoles la tecnología les ha ayudado a adaptarse a nuevas rutinas, mientras que el 63 % afirma que les ayuda a establecer nuevos límites y a recuperar el control de sus vidas.

Un 25 % de los trabajadores en España programa alarmas en el móvil, un 16 % hace uso de dispositivos domésticos inteligentes como ayuda, un 10 % utiliza aplicaciones de gestión del tiempo, mientras que un 13 % utiliza dispositivos o aplicaciones inteligentes para gestionar su tiempo en el trabajo y en casa.

 Sin embargo, a pesar de estos esfuerzos de adaptación, el 78 % de los trabajadores españoles sigue buscando un mejor uso de la tecnología y más apoyo de sus jefes para ayudarles a gestionar esta nueva forma de vivir y trabajar, frente a un 83 % en el caso de la media europea.

El papel fundamental de los hogares para la vida híbrida

El informe de Samsung también revela el importante papel que desempeñan los hogares para la adaptación a la vida híbrida y marcar los límites. Así, un 59 % de los encuestados españoles ha realizado -o está planeando- mejoras en su casa para facilitar la vida híbrida, frente un 66 % entre los europeos, y un 54 % ha creado nuevos espacios en casa para marcar los límites entre el trabajo y el tiempo personal, por encima del 48 % en el caso de los europeos.

Por último, el 42 % de los españoles, y el 41 % de europeos, ha decidido cambiar de casa por una nueva residencia que se adapte mejor a esta nueva forma de vida.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.