La alfabetización en datos será la habilidad profesional más demandada

Redacción. La alfabetización en datos, entendida como la capacidad de leer, trabajar, analizar y comunicarse con datos, será la habilidad más demandada en 2030.

Así lo creen tanto los directivos como los empleados consultados para el último estudio de Qlik, compañía de análisis, gestión e integración de datos, según el cual, el 85 % de los managers piensa que dicha alfabetización será una habilidad tan esencial en el futuro como lo es hoy saber utilizar un ordenador.

Pese a estos pronósticos, solo un 21 % de los empleados encuestados cree que su empresa le está preparando para un entorno laboral más orientado a los datos y a la automatización.

Además, el estudio revela que el 35 % de los empleados afirma haber cambiado de trabajo en los últimos doce meses porque su empresa no le ofrecía suficientes oportunidades de mejorar sus competencias profesionales (upskilling).

En este sentido, desde Qlik se advierte sobre la necesidad de mejorar la formación de los trabajadores para responder a una transformación del mercado laboral que ya está en marcha.

El informe Data Literacy: The Upskilling Evolution, elaborado por Qlik en colaboración con The Future Labs, combina la información obtenida de entrevistas a expertos y una encuesta a más de 1.200 directivos (C-Level) y más de 6.000 empleados trabajadores en todo el mundo.

Los resultados, que fueron en gran medida consistentes en todas las geografías encuestadas, revelan cómo el rápido crecimiento del uso de los datos está ampliando las aspiraciones de las empresas en cuanto a su potencial, y, a su vez, transformando las prácticas de trabajo.

A medida que las organizaciones pasan del consumo pasivo de datos a un estado de inteligencia activa, en el que los datos se integran de manera continua en las prácticas de trabajo para permitir la toma de decisiones y acciones inmediatas, el informe predice cómo afectará esto a los requisitos de habilidades y oportunidades profesionales.

Esto refleja que los directivos son cada vez más conscientes del auténtico valor de los datos para las empresas. Los empleados encuestados en todo el mundo afirman que el uso de los datos y su importancia en la toma de decisiones se ha duplicado en el último año.

Mientras, el 89 % de los directivos espera que todos los miembros del equipo sean capaces a partir de ahora de explicar cómo los datos han sido la base de su toma de decisiones informadas.

Prácticas de trabajo más inteligentes y automatizadas

La demanda de competencias en materia de datos pone de manifiesto el importante cambio que se está produciendo en el puesto de trabajo debido al auge de la inteligencia artificial (IA).

Los directivos que participaron en el estudio creen que las prácticas de trabajo de los empleados cambiarán para ser más colaborativas, gracias a unas herramientas inteligentes que les ayudarán a tomar mejores decisiones (84 %) y a ser más productivos (83 %).

Para materializar todo su potencial, el 40 % de los directivos encuestados prevé que su organización contrate a un director de automatización en los próximos tres años, un porcentaje que superará el 99 % en la próxima década.

Pero la inversión no puede limitarse a las contrataciones de alto nivel; los que están en primera línea necesitarán apoyo durante esta transición, y el 58 % de los empleados encuestados cree que la alfabetización en datos les ayudará a seguir siendo relevantes en unos puestos de trabajo marcados por la irrupción de la IA.

Más de 6.300 euros al año si se tienen conocimientos en datos

El cambio hacia un entorno laboral más orientado a los datos y a la automatización crea una enorme oportunidad para aquellos con conocimientos de datos.

Todos los directivos encuestados afirmaron que estarían dispuestos a ofrecer un aumento salarial a los candidatos que pudieran demostrar sus conocimientos de datos.

De media, este aumento sería del 26 %. Por ejemplo, para el empleado medio español, esto se traduce en un incremento de más de 6.300 euros sobre su salario anual.

A pesar de que se percibe como algo fundamental para el éxito de la empresa -tanto hoy como en el futuro-, solo el 11 % de los empleados encuestados se siente plenamente seguro de sus conocimientos sobre datos.

Sin embargo, la creencia más común entre los directivos de las empresas es que es responsabilidad del individuo prepararse con las habilidades para el futuro lugar de trabajo, por encima de la de su actual empleador o de las instituciones educativas.

En los casos en los que las organizaciones están aumentando su formación en materia de datos, el estudio muestra que esta se ofrece principalmente a quienes trabajan en funciones específicas relacionadas con los datos (58 %), como analistas y científicos de datos.

Solo uno de cada diez ofrece esta formación a quienes trabajan en Recursos Humanos, finanzas y marketing, 12 %, 11 % y 10 %, respectivamente, a pesar de que más de dos tercios de los empleados que trabajan en estas funciones afirman que la alfabetización en datos ya es necesaria para desempeñar su función actual: 70 %, 74 % y 67 %, respectivamente.

Invertir en su propio futuro

En cambio, más de tres cuartas partes de los empleados invierten su propio tiempo (78 %) y dinero (64 %) en cubrir el vacío de competencias profesionales que necesita la empresa del futuro, llegando a dedicar una media de casi 7 horas al mes y casi más de 2.500 euros (2.800 dólares) al año.

Sin embargo, muchos de ellos ya han hecho patente su descontento, puesto que el 35 % de los empleados afirman haber dejado un trabajo en los últimos doce meses debido a que su empresa no ofrece suficientes oportunidades de upskilling y de formación.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.