Los empleados que van a la oficina son más productivos, participativos, comprometidos y fieles a la empresa

Redacción. Las personas a las que les gusta trabajar desde su oficina son un 33 % más participativas, están un 30 % más conectadas con la cultura, son un 9 % más productivas y tienen un 20 % menos de posibilidades de marcharse, 25 % en el caso de España.

Así lo pone de relieve el Análisis Global sobre Teletrabajo Steelcase, estudio realizado por la multinacional especializada en el diseño de espacios de trabajo en el que se ha investigado qué necesitan los empleados en la nueva era de trabajo híbrido y cómo los lugares donde las personas trabajan pueden ser una parte fundamental de la estrategia de una organización.

A través de cerca de 5.000 encuestas realizadas a empleados y directivos de once países, el estudio también pone de manifiesto que en todos los países participantes existen más trabajadores que afirman preferir trabajar desde casa antes que desde la oficina.

En el caso de España, la cifra alcanza el 42 %, un 25 % no tiene ninguna preferencia -lo cual supone, según Steelcase, una oportunidad importante para que las organizaciones cambien sus percepciones mejorando la experiencia de la oficina- y un 32 % sí prefiere acudir a la oficina.

Para Steelcase, el reto está en que las organizaciones puedan mejorar la experiencia de la oficina, cambiar las percepciones de las personas que no tienen preferencia y ganarse a algunas de las personas que actualmente prefieren sus casas, para obtener un retorno de la inversión en términos de mayor compromiso, productividad, conexión con la organización y retención de talento.

Los trabajadores demandan espacios privados

En cuanto a qué valoran más los trabajadores en la oficina a nivel global, las preferencias se dirigen hacia los espacios de colaboración híbrida, los espacios unipersonales para reuniones híbridas y la privacidad.

En el caso de España, también destacan los espacios de colaboración híbrida (70 %) y la privacidad (64 %).

Además, preguntados por cuáles son los elementos más importantes que debe proporcionar el lugar de trabajo y que son difíciles de conseguir cuando se trabaja desde casa, los españoles mencionan, por encima del resto de países, el contar con espacios que favorecen la ergonomía. Así mismo, destacan la capacidad de colaborar con otros de forma eficaz y el incremento del sentido de pertenencia al equipo.

Alejandro Pociña, presidente de Steelcase en España, explica que “lo que las personas quieren en realidad es sentirse valoradas y sentir que forman parte de su organización. En este sentido, la oficina puede ser un vehículo para transmitir valores y crear una comunidad en el trabajo de la que las personas se sientan parte. El espacio de trabajo es el lenguaje corporal de una organización, y dice mucho sobre la cultura y lo que es importante para los líderes empresariales”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.