Adaptar los beneficios sociales a la generación Z, clave para atraer y retener talento

Redacción. Las empresas deben adaptar sus políticas de beneficios sociales a la generación Z, aquellos nacidos entre 1997 y 2012, como estrategia para atraer y retener un talento que tendrá necesidades muy diferentes de las generaciones anteriores.

Así se desprende del estudio Health on Demand 2023 elaborado por Mercer Marsh Benefits, que pone de relieve que más de la mitad de los empleados de entre 18 y 25 años en España afirma sentir estrés en su vida cotidiana, aunque reconocen que están progresando en su vida laboral.

Por otra parte, para los trabajadores de esta generación, los exámenes preventivos y las pruebas genéticas para detectar riesgos de salud, servicios específicos y terapias alternativas para prevenir y tratar la salud mental y asesoramiento virtual a través de chats son los beneficios más útiles para ellos y sus familias.

Cuidadores y mujeres

Además, el estudio de Mercer pone el foco en otros dos colectivos a los que las empresas deben prestar especial atención a la hora de diseñar los programas de beneficios: los cuidadores y las mujeres.

Actualmente, siete de cada diez trabajadores españoles tienen la obligación de cuidar a hijos, padres, familiares o amigos. De ellos, un 53 % reconoce hacerlo en condiciones de estrés, y algo más de un 20 % acompañado de problemas económicos.

Mercer aconseja, para este grupo de trabajadores, aprovechar las ayudas incorporadas durante la pandemia con más flexibilidad en el trabajo y apoyo específico a través de recursos y subvenciones.

En cuanto a las mujeres, según el informe, solo el 45 % cree que sus empresas se preocupen por su salud y bienestar, frente al 57 % de los hombres.

Los beneficios relacionados con la salud reproductiva, como la asistencia a la fertilidad y el acceso a anticonceptivos y al aborto, no suelen ser aportados actualmente por las empresas, pese a ser los más demandados por los trabajadores.

Para Mercer, estos beneficios deben ser inclusivos y con asistencia a la familia, como los relacionados con la atención al posparto, la reincorporación al trabajo o la crianza.

WellWo

Cambio continuo y sociedades más saludables

Junto al análisis de estos tres colectivos, integrados bajo el área de beneficios para todos, el estudio identifica otros dos segmentos de beneficios: aquellos para un mundo que cambia rápidamente y aquellos para conseguir sociedades más saludables.

En el primero de ellos, relacionado con el entorno en cambio continuo, el informe resalta los factores económicos adversos o recesiones como la máxima preocupación para el 64 % de los trabajadores, seguido de guerras y delitos con violencia.

También que la salud de las mujeres y la atención a personas con capacidades diferentes son las acciones que los empleados más esperan de sus empresas.

Por último, se resalta el aumento del atractivo de la salud digital para los trabajadores. El informe aconseja enfocar los beneficios encaminados a aumentar la resiliencia ante las crisis, más influencia en los aspectos sociales y equilibrar los servicios sanitarios humanos y digitales.

En el área centrada en los beneficios para sociedades más saludables, el informe recoge que el 84 % de los empleados afirma que en el último año ha trabajado en un estado físico no saludable, y un 78 % con problemas relacionados con la salud emocional.

También revela el informe que un 34 % no confía en poder permitirse una asistencia sanitaria de calidad, y un 51 % asegura sentirse estresado en la vida cotidiana. En este sentido, el estudio recomienda implementar soluciones digitales para proporcionar ayuda en futuras crisis o pandemias, así como mejorar la experiencia de los empleados en el lugar de trabajo.

Patricia López, directora del área de Salud y Bienestar Corporativo en Mercer Marsh Benefits, afirma que “este estudio pone de manifiesto la estrecha relación que existe entre el cuidado de los trabajadores, adaptándose a sus necesidades, y el progreso conjunto de los empleados y de las empresas. La casuística de los jóvenes, la salud mental y la flexibilidad en el trabajo son las grandes áreas en donde las empresas deben focalizar sus programas de beneficios si quieren atraer talento y mantener el que ya tienen”.

Los resultados en España muestran algunas diferencias con el global. Así, en nuestro país el 36 % de los trabajadores cree que su empresa se preocupa por su salud y bienestar frente al 43 % de la media global.

En cuanto a las características específicas, los trabajadores se sienten más estresados que a nivel global, con menos recursos en salud mental y menos apoyo por parte de sus empresas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.