¿Qué valoran los empleados a la hora de cambiar de empresa y cómo retenerlos?

Hay varias razones por las que un empleado cambia de trabajo, bien puede ser por falta de motivación, ambiente laboral dañado, necesidad de crecimiento profesional o para mejorar su salario, entre otras.

Sea el motivo que sea, la decisión de dejar la empresa no deja de ser importante en la vida de una persona y, normalmente, se suelen valorar los pros y los contras.

Por su parte, las empresas desarrollan estrategias para retener el talento, evitando, entre otros aspectos, incurrir en sobrecostes, porque enseñar a un nuevo empleado implica tiempo y dedicación.

¿Cuáles son los principales motivos por los que un trabajador cambia de empleo y cómo se puede evitar?

No es positivo que las empresas tengan una elevada rotación de empleados. Además, afecta a su reputación e imagen corporativa. Por ello, hay que buscar la manera de promover estrategias para retener el talento. La mano de obra es un pilar fundamental y necesario para que una compañía prospere.

Cabe preguntarse por qué un empleado tiene necesidad de cambiar de trabajo, teniendo en cuenta que la edad y las condiciones laborales son factores que suelen estar presentes en la toma de esta decisión. Por lo general, las principales razones son:

- Crecimiento profesional. Los empleados quieren tener mayores oportunidades en un futuro dentro de la misma compañía. Esto supone mucho más que un mayor sueldo o un cargo de responsabilidad; se trata de un plan de carrera que les favorece en formación, promoción y crecimiento profesional. Por lo tanto, es importante saber cuál es el perfil y las habilidades de cada empleado para ofrecerle algo mucho mejor.

- Ambiente de trabajo. Este es otro factor a valorar, porque si el ambiente laboral es cómodo y hay buenas relaciones, el empleado se sentirá mucho más integrado. La buena comunicación y entendimiento con el jefe y los compañeros es uno de los condicionantes que valoran la mayoría de los trabajadores.

- Condiciones económicas. Deben ajustarse al nivel académico, experiencia y responsabilidad del empleado. Ello puede ser determinante para que un empleado no se vaya a una empresa que le ofrezca un mejor sueldo. Además, se valoran mucho incentivos como cheques de gasolina o restaurante y pólizas de seguros, entre otros beneficios sociales.

- Flexibilidad laboral. Otro de los aspectos que también tienen en cuenta los empleados es la carga de trabajo excesiva y la dificultad para conciliar su vida profesional y familiar. En la actualidad, el teletrabajo es una alternativa muy ventajosa, porque, sobre todo, se reducen los gastos y el tiempo en los desplazamientos. Además, las madres con hijos pequeños prefieren pasar más tiempo con ellos, por lo que intentan que su horario sea más flexible.

Cómo retener el talento en las empresas

En el ámbito de Recursos Humanos, en particular, y a nivel de gestión, en general, la retención de empleados es clave en la mayoría de las empresas. A pesar de que les permite ahorrar costes, ser más productivos y mucho más competitivos en su sector, no siempre lo consiguen.

La rotación de trabajadores es muy perjudicial si es muy frecuente, por lo que es necesario recordar algunas estrategias que pueden ayudar a mejorar la estabilidad laboral:

1- Proceso de selección. Es clave para identificar el perfil del empleado. La entrevista es una fase crucial para conocer más a fondo a la persona, sus inquietudes e intereses. El departamento de Recursos Humanos tiene que asegurarse de que el trabajador esté profundamente comprometido con el éxito de la empresa.

2- Formación continua. La necesidad de formarse y reciclarse es clave para el desarrollo profesional de cada individuo. En los últimos años, el mundo empresarial se ha visto sometido a grandes cambios, sobre todo por la introducción de la tecnología. Si un empleado tiene que adaptarse a las nuevas necesidades de la empresa, tendrá que prepararse y disponer de las herramientas que le permitan seguir avanzando.

3- Flexibilidad laboral. Hoy es muy valorado el trabajo en remoto, porque favorece la flexibilidad laboral. Se ha demostrado que aumenta la satisfacción del empleado y la competitividad. Por lo tanto, hay que escucharle y estudiar si esta opción es la más adecuada.

Hay empleos que, por sus características, son más susceptibles de desarrollarse en remoto, como pueden ser los relacionados con el marketing, el diseño web y la creatividad, entre otros, en los que los profesionales se sienten más cómodos trabajando desde casa.

4- Recompensas e incentivos. Sin duda alguna, un premio, una recompensa o un incentivo motiva a cualquier empleado. Es una forma de decirle que está haciendo bien las cosas y agradecerle su compromiso con la empresa. Hay muchas maneras de reconocer la productividad laboral, como hacer un regalo, aumentar el sueldo, ofrecer una responsabilidad mayor, etc.

5- Merchandising para afianzar las relaciones. Por último, está más que demostrado que el merchandising es una estrategia de marketing muy beneficiosa para las empresas. Los regalos promocionales, como las botellas de cristal personalizadas, las tazas, las camisetas o cualquier otro artículo corporativo sirven para mejorar la relación entre ambas partes. Este tipo de detalles es un excelente recurso para crear una cultura corporativa y fortalecer el sentimiento de pertenencia a la compañía.

En conclusión, estas son algunas de las ideas que podrían mejorar la relación laboral y retener el talento. Según diferentes estudios, reemplazar a un gerente que gana unos 40.000 euros al año podría suponer de 20.000 a 30.000 euros en gastos de capacitación. Por tanto, cuidar a los empleados es un factor clave a tener en cuenta en cualquier empresa.

Al final, todo empleado quiere sentirse valorado y bien remunerado, por lo que debe fomentarse una cultura de valores que se ajuste a la realidad actual.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.