El 54 % de directivos en España ha dimitido o se plantea hacerlo por desacuerdo con los procesos de toma de decisiones

Redacción. El 54 % de los directivos en España ha dimitido o se plantea hacerlo debido a su desacuerdo con los procesos de toma de decisiones de la compañía, pese a que un 78 % ha observado mejoras en este ámbito.

Así se desprende de un estudio de Seeliger y Conde · Kingsley Gate, firma de búsqueda de ejecutivos y consultoría de talento, para el que se ha consultado a 400 líderes a nivel global, 50 de ellos en España, en colaboración con FT Longitude, parte del grupo Financial Times.

El informe señala que el 44 % de los directivos no está del todo contento con el grado de empoderamiento que tiene en su puesto.

En relación con los estilos de liderazgo, el predominante en las empresas españolas es hoy el ‘democrático’, que favorece la delegación y el empoderamiento, por encima del tradicionalmente conocido como ‘autoritario’.

Para que los estilos de liderazgo y de toma de decisiones de los directivos y organizaciones estén alineados, resulta esencial que se evalúe, antes de la contratación, la manera en que los candidatos toman sus decisiones.

Así lo expresaron un 74 % de los encuestados españoles, quienes abordaron este asunto antes de la incorporación a sus nuevas compañías. Si se obvia este análisis -señalan los expertos- se corre el riesgo de perder a un nuevo directivo durante los primeros meses de adaptación a su nueva posición/compañía.

Los datos, los procesos de análisis y la tecnología son las palancas más intuitivas para mejorar la toma de decisiones de las compañías. Sin embargo, el estudio señala que ‘los líderes de la empresa’ son, para el 44 % de los encuestados, el factor común de mayor impacto para mejorar los procesos de toma de decisiones. Así mismo, destaca que el 36 % de los directivos considera la contratación de "nuevo talento" como un factor clave para la mejora en la toma de decisiones.

"Los resultados de este estudio demuestran la importancia que tienen los procesos de toma de decisiones para valorar el encaje de los candidatos en las organizaciones. Por ello, situamos este elemento en el centro de nuestra metodología para identificar, evaluar y seleccionar talento. Es necesario que las expectativas de candidatos y empresas encajen, para garantizar los resultados del negocio y el desarrollo de relaciones profesionales a largo plazo", afirma Julio Moreno, socio sénior de Seeliger y Conde · Kingsley Gate.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.