Más de un tercio de los trabajadores españoles no creen que su puesto de trabajo esté garantizado

Redacción. El 35 % de los trabajadores españoles considera que su puesto de trabajo no está garantizado, y es una situación que las empresas deben tener en cuenta si no quieren sufrir una fuga de talento.

Así se desprende del informe People at Work 2023: una visión sobre el equipo humano global, realizado por ADP Research Institute, para el que ha entrevistado a más de 32.000 empleados en España y en otros 16 países con el objetivo de analizar las actitudes de estos hacia el mundo laboral actual y lo que esperan en el futuro.

Los trabajadores de la generación Z y los del sector de servicios profesionales y financieros son los que se sienten más vulnerables. Por otra parte, el 43 % de los empleados que tiene dudas sobre su continuidad en la empresa trabaja desde casa todos los días

Las conclusiones del informe coinciden con la reducción de puestos de trabajo en varios sectores, como el tecnológico o las empresas de servicios profesionales, o en aquellas industrias que se vieron más afectadas por la pandemia, como, por ejemplo, la hostelería.

Según Chantal Poulastrou, directora de Operaciones de ADP Iberia, "corren tiempos difíciles y es lógico que los trabajadores se sientan preocupados por sus puestos de trabajo, especialmente con las noticias sobre la pérdida de empleo y la inteligencia artificial supuestamente viniendo a ocupar algunos puestos de trabajo. Sin embargo, muchas empresas todavía se enfrentan a graves desafíos a la hora de atraer y retener talento, así que la situación del mercado puede aún ofrecer más oportunidades de lo que algunas personas piensan. Teniendo en cuenta estos factores, los empleadores deben poner más esfuerzo en garantizar y demostrar a sus plantillas que son valoradas, que sus esfuerzos son reconocidos y que las perspectivas para su carrera en la empresa son positivas".

"No es necesariamente cierto que si hay recortes de empleo en una empresa vaya a ocurrir en todas. O que la automatización, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático sean aspectos que se debe temer. De hecho, estas herramientas podrían hacer que el trabajo de las personas sea más fácil o satisfactorio en el futuro. Si ese fuera el caso en una organización o sector en particular, sería recomendable que los empleadores hablasen con sus empleados para explicar posibles conceptos erróneos y disipar preocupaciones innecesarias", añade Poulastrou.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.