Imagen de la noticia

Redacción. Un 78 % de las medianas empresas españolas y un 65 % de las europeas consideran como “muy relevante” la transformación digital para su supervivencia a largo plazo, y solo un 6 % cree que la digitalización no será relevante para seguir existiendo.

Así se desprende de la European Private Business Survey 2019, estudio elaborado por PwC con la participación de más de 2.443 compañías de tamaño medio -empresas familiares, startups, emprendedores…- en la Unión Europea.

En esta necesidad de digitalizar y de aplicar las nuevas tecnologías en sus procesos, productos y servicios coinciden las empresas medianas europeas de casi todos los sectores de actividad, pero especialmente entre las de servicios financieros (84,6 %), energía (76,6 %), salud (71,4 %), transporte (68,6 %), distribución (65,7 %) y servicios (65,1%).

Sin embargo, el informe de PwC pone de manifiesto una contradicción entre la importancia que dan los directivos de estas compañías a la digitalización y los recursos financieros que realmente le dedican.

En España, por ejemplo, solo el 22 % de las empresas entrevistadas tienen previsto destinar más del 5 % de sus inversiones totales a su transformación digital en los próximos cinco años, cifras que se sitúan en la media de la Unión Europea pero muy lejos de las compañías medianas de países como Dinamarca, Noruega o Suecia, que piensan emplear entre el 42 % y el 50 % de sus inversiones totales al ámbito digital.

Esta brecha entre la importancia que dan a la digitalización y la inversión prevista para la misma es muy relevante entre las medianas empresas de países como Reino Unido (85 % vs. 18 %), Italia (74 % vs. 9 %), España (78 % vs. 22 %) y la UE31 (65 % vs. 22 %).

PwC cree que, quizá, en esta situación pueda influir la excesiva dependencia que las medianas empresas europeas y españolas tienen de sus recursos propios a la hora de financiar sus procesos de digitalización. Según el estudio, el 75 % de las españolas y el 76 % de las europeas lo hará tirando de recursos propios y, nada más que el 8 % y el 7 %, respectivamente, piensa acudir a los mercados de capitales o al private equity.

Obstáculos a la digitalización

El informe de PwC también analiza cuáles son los obstáculos a los que se enfrentan las empresas medianas europeas en la puesta en marcha de las nuevas tecnologías, concluyendo que los principales son la restricción de costes (47 %), la carga de trabajo de los empleados (40 %) y la falta de expertise (36 %).

Por otra parte, en el análisis de PwC se destaca que el 52 % de las empresas entrevistadas asegura contar con una estrategia digital, el 50 % con algún tipo de laboratorio de innovación o de incubadora y el 45 % con proyectos digitales en estado piloto, ya en marcha.

Internet de las Cosas (46 %), robotización (33 %) e Inteligencia Artificial (23%) son, por este orden, las tres tecnologías más importantes para las medianas empresas europeas, proporciones que también coinciden en el caso de las empresas españolas.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.