Menos de dos tercios de los empleados españoles creen que cuentan con la tecnología necesaria para hacer bien su trabajo

Redacción. Un 40 % de empleados españoles creen que su empresa se ha quedado atrás a la hora de adoptar tecnologías que les beneficiarían en el puesto de trabajo.

Así se desprende de un informe de Ricoh, basado en una encuesta de Opinium a 1.000 empleados de toda España, que pone de relieve la existencia de una brecha significativa entre las expectativas de los trabajadores en cuanto a la tecnología en el puesto de trabajo y lo que ofrecen actualmente las empresas.

Un 35 % de los empleados afirman que el trabajo a distancia obstaculiza su productividad y un 65 % se ven desbordados por una carga elevada de tareas administrativas.

Al mismo tiempo, solo el 64 % de los empleados españoles consideran que sus empresas les proporcionan la tecnología necesaria para desempeñar bien su trabajo, lo que pone de manifiesto, según Ricoh, que se está desaprovechando una gran oportunidad.

Para Ricoh, las empresas deben buscar herramientas de automatización de procesos y experiencia en el puesto de trabajo para mejorar la colaboración y agilizar los flujos de trabajo y las tareas repetitivas, garantizando así que los empleados estén equipados para desempeñar mejor su trabajo.

La implementación de la última tecnología, como las plataformas de experiencia en el puesto de trabajo, las soluciones audiovisuales y la gestión de contenidos empresariales, permite a los empleados centrarse menos en tareas administrativas y más en actividades de valor añadido.

Si no se abordan estas discrepancias en 2024, Ricoh advierte de que los empresarios corren el riesgo de perder el talento de su empresa, que podría buscar otro empleo que cubra mejor sus necesidades.

En este sentido, casi uno de cada tres empleados mencionó las condiciones de trabajo y su experiencia como una de las razones por las que buscaría otro empleo, mientras que un 26 % señalaron la calidad del software y de los dispositivos tecnológicos como uno de los motivos principales.

Ramon Martin, CEO de Ricoh España y Portugal, afirma que “es indispensable que las empresas adapten sus ofertas tecnológicas a las necesidades de los empleados, especialmente en lo que respecta a la automatización de procesos y la experiencia en el puesto de trabajo, para ayudar así a los empleados a ser más productivos y a centrarse en tareas en las que pueden aportar más valor”.

“Como ha puesto de manifiesto nuestro informe, cualquier empresa que pase por alto la experiencia de los empleados en lo relativo a la tecnología en el puesto de trabajo corre el riesgo de perder a miembros valiosos de su equipo, quienes simplemente buscarán otro puesto de trabajo que satisfaga sus necesidades”, añade Martín.

Si se tiene en cuenta que el 77 % de los empleados consideran que aportarían más valor a su empresa si dispusieran de las herramientas y tecnologías adecuadas, las ventajas de hacerlo bien en este aspecto van más allá de la atracción y la retención del talento, concluye Ricoh.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.