La implantación de la inteligencia artificial pondrá en riesgo 2 millones de empleos en España

Redacción. La progresiva implantación de la inteligencia artificial (IA) generativa en las empresas españolas dará lugar a la pérdida de cerca de 400.000 empleos netos en los próximos diez años en el mercado laboral nacional, según un análisis realizado por Randstad, multinacional de servicios de Recursos Humanos y talento.

Esta cifra de 400.000 empleos netos es la diferencia entre los puestos de trabajo que potencialmente pueden desaparecer con la adopción de la IA por parte de las empresas, unos 2 millones, con los que se crearán gracias a las nuevas oportunidades económicas surgidas a raíz del uso general de este tipo de tecnología, cerca de 1,61 millones.

"Con la IA vamos a experimentar una nueva revolución económica, ya que se estima que, a nivel global, el 18 % del trabajo podría estar más o menos afectado por la automatización y el PIB mundial podría aumentar en un 7 % como consecuencia del impulso a la productividad laboral", explica Valentín Bote, director de Randstad Research.

El análisis de Randstad, realizado a partir de extrapolaciones a España de metodologías internacionales, considera que la IA irá poco a poco penetrando en la economía, las empresas y el mercado laboral, provocando la automatización del 9,8 % de los empleos (2 millones).

En paralelo, un 15,9 % de los puestos de trabajo actuales (3,24 millones) verán incrementada su productividad por la adopción de la IA, mientras que para el resto de los empleos actuales (15,19 millones), prácticamente tres de cada cuatro, no se esperan efectos significativos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.