Imagen de la noticia

Redacción. Ampans, entidad que trabaja para la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad intelectual y en situación de vulnerabilidad, y Caprabo han firmado un acuerdo para la apertura del segundo supermercado de Cataluña que empleará a personas con discapacidad.

Este nuevo supermercado Caprabo, ubicado en la calle Pompeu Fabra de Manresa, entrará en funcionamiento antes de acabar el año. Se trata de un formato de supermercado que, a pleno rendimiento, empleará a 15 personas.

Ampans y Caprabo abrieron el primer supermercado de Cataluña gestionado por personas con discapacidad en noviembre de 2017, en la calle Barcelona de Manresa, en el que actualmente trabajan 12 personas. Con la experiencia del primero, ahora dan un paso más en esta colaboración con la gestión de un segundo supermercado.

Como ya ocurrió con el primer Caprabo de Ampans, la apertura ha requerido de un estudio previo de las actividades, tiempos y complejidades de la tienda para adecuar los procesos de trabajo, tareas y funciones que requiere la gestión de un supermercado a los perfiles y capacidades diversas de las personas que componen el equipo.

Esta labor de análisis y definición adaptada a los puestos de empleo ha sido desarrollada conjuntamente por Ampans y Caprabo, y ha supuesto, a la vez, el pistoletazo de salida para el plan de formación específico del personal en uno de los supermercados Caprabo de Manresa.

El proyecto socialmente innovador impulsado por Caprabo y Ampans ha permitido abrir nuevas oportunidades para la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad y en situación de vulnerabilidad.

El hecho de trabajar de cara al público y en un entorno comunitario da visibilidad a las capacidades por encima de las dificultades y es una puerta abierta para que personas en situación de vulnerabilidad que han quedado excluidas del mundo laboral tengan nuevas oportunidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.