Imagen de la noticia

Redacción. Repsol ha anunciado esta semana que orientará su estrategia a ser una compañía con cero emisiones netas en el año 2050,

Repsol se convierte así en la primera empresa de su sector en marcarse este ambicioso objetivo, que pretende limitar el calentamiento del planeta por debajo de los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales.

Para alcanzar este objetivo, Repsol ha planteado nuevas metas de reducción de su indicador de intensidad de carbono sobre la base del año 2016: del 10 % en 2025, del 20 % en 2030 y del 40 % en 2040, para avanzar hacia las cero emisiones netas de CO2 en el año 2050.

Con los avances tecnológicos hoy previsibles, Repsol anticipa que se pueda alcanzar al menos el 70 % de reducción de emisiones netas para ese año y la compañía se compromete a aplicar las mejores tecnologías para elevar esta cifra, incluyendo la captura, utilización y almacenamiento de CO2.

Además, en caso de que ello no fuera suficiente, Repsol compensará emisiones mediante reforestación y otras soluciones climáticas naturales para alcanzar cero emisiones netas en 2050.

Estos objetivos servirán de base para el Plan Estratégico 2021-2025, que se presentará al mercado y a los inversores en la primera mitad de 2020.

Según el Consejero Delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, “estamos convencidos de que debemos fijarnos objetivos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático. Creemos que el momento para Repsol es ahora. Lo hacemos con la plena confianza de estar apostando por el futuro. Solo abordando con claridad estratégica los grandes retos que tenemos ante nosotros podremos convertirlos en oportunidades. Estamos convencidos de que ello refuerza nuestro proyecto, atrayente, sostenible y rentable para todos nuestros stakeholders”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.