Los voluntarios de Afundación que fabrican las pantallas faciales

Redacción. Abanca y Afundación, obra social de la entidad financiera, repartirán 20.000 mascarillas quirúrgicas y 7.000 pantallas faciales protectoras entre todas las residencias de mayores, públicas y privadas, de Galicia.

El material, que comenzará a llegar a cada centro a partir de la próxima semana, es para el uso de los residentes y de todo el personal directo que trabaja en las residencias.

El material se repartirá entre todos los centros de mayores en función del número de residentes y de trabajadores directos que tengan. En el envío del mismo se priorizará a aquellas residencias impulsadas por iniciativas sociales, que son las que tienen más dificultad para el acceso a este material de protección.

Las mascarillas donadas por Abanca son quirúrgicas y con la máxima protección posible. Las pantallas faciales están siendo fabricadas por un grupo de voluntarios de Afundación formado por personal y antiguos alumnos del Colegio Hogar de Vigo y por trabajadores de Afundación.

Este grupo, compuesto por unos 40 voluntarios, está fabricando alrededor de 1.000 pantallas diarias para donarlas a las residencias de ancianos de toda Galicia.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.