Imagen de la noticia

Redacción. El colectivo de coronamakers de Aragón se ha lanzado a la tarea de dotar de pantallas protectoras a aquellos negocios, empresas y, en general, trabajadores, que debido al proceso de desescalada retomen su actividad y puedan precisar de ellas.

Se denomina coronamakers a las personas usuarias de impresoras 3D y cortadoras láser que, en este caso, están uniendo fuerzas en la lucha contra el Covid-19 para fabricar los componentes de las pantallas que después son ensamblados por una serie de voluntarios en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Aragón (ITAINNOVA).

Hasta el momento, los coronamakers aragoneses han fabricado cerca de 33.000 pantallas durante el estado de alarma y ya se han registrado peticiones de 1.439 más por parte de organizaciones y empresas.

La elaboración de pantallas 3D se realiza de manera descentralizada. Cada maker fabrica las piezas separadamente -diadema, lámina de acetato, goma y bridas de sujeción- y las entrega acabadas o inacabadas en 12 nodos repartidos por la ciudad de Zaragoza.

Un transportista voluntario las recoge y las lleva a ITAINNOVA, donde una red de voluntarios formada por una decena de miembros repartidos por turnos y organizados por la coordinadora aragonesa de voluntariado se encarga de su montaje final.

La forma de distribución depende de la demanda: así, si el número de pantallas solicitadas supera las 10 unidades, Protección Civil realizará el reparto a domicilio; si son menos, los ciudadanos pueden pasar a recogerlas directamente por la sede de ITAINNOVA (Campus Río Ebro), una vez que hayan solicitado cita previa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.