Imagen de la noticia

Redacción. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado el lanzamiento del Plan B: Concilia, una iniciativa para ayudar a las familias usuarias de las escuelas infantiles municipales en el caso de que sus hijos deban volver a casa por el cierre del centro o por un caso positivo en su grupo burbuja.

El Plan B: Concilia dará prioridad a los niños cuyos padres no puedan teletrabajar y necesiten un acompañamiento a domicilio mientras dura su cuarentena.

Canalizado a través del Servicio de Apoyo a las Familias (SAF), este plan consiste en el envío prioritario de un profesional al domicilio de los niños de las escuelas infantiles para atenderlos durante su cuarentena en el caso de que su familia no tenga posibilidad de acompañarlos o de buscar una alternativa.

En caso de que se cierre un grupo o una escuela infantil y se envíe a los niños a sus domicilios como protocolo de precaución a la espera de los resultados de sus pruebas, los servicios sociales valorarán qué niños pueden estar en situación de necesitar la colaboración del programa.

Los profesionales que asistirán a los niños estarán equipados con los equipos de protección individual adecuados para desempeñar su labor con las mayores medidas de seguridad.

Las escuelas infantiles del Ayuntamiento de Madrid acogen a alrededor de 8.000 menores con edades comprendidas entre 0 y 3 años. Estos se organizan en grupos burbuja o unidades estables de vida acompañados de un educador que delimita el uso del mismo espacio de referencia sin contacto con otros grupos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.