Imagen de la noticia

Redacción. El Servicio de Empleo y Formación (SEF) de la Región de Murcia ofrecerá en noviembre un total de 244 cursos de formación para desempleados y trabajadores ocupados, con 2.616 plazas disponibles.

Del total de plazas, 1.674 serán para desempleados, en 110 acciones formativas, mientras que para el colectivo de ocupados arrancarán 134 cursos de una menor duración, en los que participarán 942 alumnos.

La gran mayoría de los cursos dirigidos a las personas sin empleo conducen a la obtención de un certificado de profesionalidad, una titulación que incrementa notablemente las opciones de acceder al mercado laboral.

Las familias profesionales con mayor cifra de cursos, un total de 52, son las de administración y gestión (con cursos como el de Contabilidad informatizada o el de Gestión integrada de RRHH) y comercio y marketing (Actividades auxiliares de almacén o Gestión comercial de ventas, entre otros).

Así mismo, en este mes se ofrecen nueve cursos de Docencia de la formación profesional para el empleo, que es una de las especialidades más demandadas por los alumnos. Superar este curso habilita para convertirse en docente de cursos de formación, siempre que, además, se cuente con la experiencia profesional necesaria.

En cuanto a la formación para personas sin empleo, en noviembre está destinada a diferentes perfiles, como parados en general (81 cursos), jóvenes con inquietud emprendedora que se encuentran en paro (3), desempleados en riesgo o situación de exclusión social (8), personas mayores de 34 años que desean recibir nociones sobre emprendimiento (9), desempleados con discapacidad (3) y parados de larga duración (6).

El 45,6 % de los formados encuentran empleo en seis meses

Los cursos de formación relacionados con la industria alimentaria, los de actividades deportivas y físicas y los de hostelería y turismo son actualmente los de mayor salida laboral para los desempleados de la Región de Murcia, según refleja el último estudio Inserta del SEF, que pone en relación las acciones formativas para personas sin empleo a lo largo de 2017 y su posterior acceso al mercado de trabajo.

El índice de inserción de estas familias profesionales es superior al 60 %, muy por encima del dato general, que pone de manifiesto que, globalmente, el 45,6 % de los desempleados que completaron un curso de formación del SEF el año pasado fueron contratados en el periodo de los siguientes seis meses.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.