Mavi Mestre, rectora de la Universitat de València y Francisco Bermúdez, CEO de Capgemini

Redacción. Capgemini y la Universitat de València, a través de la Escola Tècnica Superior d'Enginyería (ETSE-UV), han renovado hasta 2021 su acuerdo de colaboración de la Cátedra de Innovación en Desarrollo de Software, que persigue la adecuación de competencias a las necesidades del mercado de trabajo.

La cátedra procura la formación y la realización de investigaciones en cuestiones relacionadas con la agilidad y la calidad en desarrollo de software -como programación libre, metodologías de desarrollo de programas y de gestión de pruebas, experiencia de usuario, computación en la nube distribuida...-.

En su nueva etapa, la Cátedra Capgemini-Universitat de València mantendrá el foco en las actividades formativas, culturales, de investigación y de extensión universitaria orientadas hacia el conocimiento y difusión permanente de la innovación, agilidad y calidad en el desarrollo software.

Uno de los objetivos de la cátedra es complementar las fortalezas tradicionales de la Universidad. Por un lado, le asesora en la elaboración de planes de estudios alineados con las necesidades actuales del mercado. Por otro, fomenta la investigación avanzada entre el profesorado, los alumnos y profesionales de Capgemini. Esta última vía se canaliza en buena parte a través de proyectos de fin de grado y tesis, que suelen estar vinculadas con prácticas en la empresa o becas.

Esta renovación de la cátedra refuerza el compromiso de continuidad en la relación que une a ambas entidades y por la que promueven la preparación de los alumnos frente al mundo laboral, fomentando entre ellos la cultura de innovación.

No en vano, Capgemini cuenta en Valencia con tres centros de excelencia y casi 600 empleados, lo que le ha convertido en un dinamizador importante del ecosistema universidad-empresa en la Comunidad Valenciana. En los últimos dos años, más de 50 alumnos de la Universitat de València han realizado prácticas en Capgemini, y más de la mitad han sido contratados por la compañía.

La cátedra aporta un elevado componente práctico a la formación, que se canaliza a través de jornadas divulgativas, laboratorios de innovación, seminarios de especialización, visitas a los centros de excelencia de Capgemini y jornadas de puertas abiertas, así como sesiones de shadowing (el alumno sigue a un profesional de la empresa durante su jornada laboral) y prácticas laborales.

De igual manera se imprime un fuerte impulso de la innovación, animando a los jóvenes y grupos de trabajo en la universidad a participar en convocatorias de premios y hackathones. Este ámbito de colaboración incluye la posibilidad de que los alumnos de la universidad puedan optar al premio Capgemini-UV a la excelencia en el desarrollo de Software, que este curso 2018/19 celebrará su tercera edición, y busca reconocer los mejores trabajos de fin de grado o máster que utilicen Devon, el framework de desarrollo de Capgemini para el lenguaje de programación Java.