Imagen de la noticia

Redacción. La positiva dinámica del empleo experimentada en España en 2018, con un 2,5 % de incremento, continuará en los dos próximos años.

En concreto, en 2019 y 2020 se podría registrar una media de crecimiento anual del 2,1 % y del 1,8 %, respectivamente, generándose 404.000 nuevos empleos este año y otros 346.000 en 2020.

Esta es una de las principales conclusiones recogidas en el Índice ManpowerGroup ‘Previsiones de crecimiento del empleo 2019-20: continúan las tendencias de fondo de la recuperación con 400.000 nuevos puestos y mayor calidad del empleo creado’, presentado hoy en Madrid por Raúl Grijalba, Regional Managing Director de la región Mediterránea de ManpowerGroup, y Josep Oliver, Catedrático emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del estudio.

Según Raúl Grijalba, “a pesar de cierta ralentización económica iniciada a finales de 2018, España tiene potencial para que su economía y su empleo sigan creciendo. Podemos estar orgullosos porque, aunque representamos únicamente el 12 % del empleo de la eurozona, entre 2017 y 2018 generamos cerca del 25 % de la ocupación. Sin embargo, la inestabilidad política y legislativa pueden generar una incertidumbre prolongada que afecta a la inversión, a la demanda y, en definitiva, a la actividad económica, impactando siempre negativamente en el empleo”.

La recuperación iniciada a finales de 2013, de cumplirse las previsiones, sumará más de tres millones de empleos creados en siete años. A finales de 2020 la ocupación prácticamente alcanzaría los niveles del máximo del boom anterior, siendo un -2,5 % inferior.

En todo caso, el crecimiento del empleo hasta 2020 será ligeramente más contenido que hace un año, debido a un menor avance del PIB como a las ganancias en la productividad de las empresas, especialmente en la industria. España pasará de los 476.000 nuevos empleos de 2018 a 404.000 en 2019 y 346.000 en 2020.

De los 750.000 nuevos puestos de 2019 y 2020, unos 551.000 corresponderían al sector servicios, 127.000 a la industria y 60.000 a la construcción. A nivel sectorial, continúa el proceso de terciarización, y a finales de 2020 el sector servicios representará el 76 % de todo el empleo, tres de cada cuatro puestos.

Más del 16% de esos empleos estarán ligados a los servicios a empresas y a las exportaciones de las compañías, con logística, transporte, consultoría y tecnología al frente. La hostelería seguirá siendo relevante con, también, un 16 % del nuevo empleo.

Para Josep Oliver, “2019 y 2020 expresa la continuidad de las tendencias de fondo de la recuperación y, en particular, de algunas de las que apuntan a una mayor calidad del empleo creado. Este sería el caso de los fuertes avances de la jornada completa, de la caída del subempleo o de los intensos crecimientos que se esperan de los asalariados, frente a un práctico estancamiento de los autónomos”.

Características del nuevo empleo

El empleo aumentará sensiblemente más en inmigrantes que en nativos, y muy por encima de la media en los de 35 años o más.

Además, se confirma el aumento continuado del empleo femenino. En términos relativos medios de los dos años, el nuevo empleo de 2019-2020 se incrementará en mujeres (2,8 %), niveles de estudio medio y alto (3,3 % y 3,8 %, respectivamente) y para edades comprendidas entre los 35 y más años (2,4%).

Por último, el nuevo empleo en 2019 y 2020 acentuará su componente asalariado (2,2 %) y a jornada completa (2,1 %).

SPEC

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.