El sector de la seguridad y la salud laboral incrementó un 4,1 % su negocio en España en 2020

Redacción. La prestación de servicios relacionados con la seguridad y la salud laboral, que incluye servicios de prevención ajenos, auditoría, consultoría y formación, generó en 2020 un volumen de negocio de 1.150 millones de euros, un 4,1 % más que el año anterior, según datos facilitados por el Observatorio Sectorial DBK de Informa (Grupo CESCE).

Informa destaca que la demanda de servicios de seguridad y salud laboral siguió viéndose impulsada por la implantación de nuevas exigencias en esta materia, así como por la tendencia a la subcontratación, en detrimento de la autogestión.

A su vez, el surgimiento de nuevos servicios durante 2020 como consecuencia de la pandemia incidió positivamente en el valor del mercado. En particular destaca la realización de test covid, tanto PCR como de antígenos, serológicos o rápidos.

Sin embargo, el cierre temporal o definitivo de empresas de diversos sectores, el descenso del número de personas ocupadas, la inclusión en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de numerosos trabajadores y la extensión del teletrabajo limitaron el crecimiento del mercado, no pudiendo prestarse determinados servicios.

Por otro lado, continúa apreciándose una tendencia de disminución del número de empresas presentes en el sector. Así, en marzo de 2021 se contabilizaban 372 empresas acreditadas para operar como empresas de servicios de prevención ajenos (SPA), 25 menos que a finales de 2018.

Además, opera en el sector un conjunto de empresas que prestan otros servicios como consultoría, asesoramiento, formación e implantación de sistemas de prevención de riesgos laborales. Actualmente se encuentran autorizadas para efectuar auditorías de sistemas de prevención internos unas 180 compañías.

Por último, el cese de actividad de numerosas pequeñas y medianas empresas, junto con los procesos de adquisición y absorción efectuados por algunos de los operadores principales, provocan una creciente concentración de la oferta.

Los cinco primeros operadores alcanzaron en 2020 una cuota de mercado conjunta del 59 %, en tanto que los diez primeros pasaron a reunir el 70% del volumen de negocio sectorial.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.