De izquierda a derecha, Marcos Iñareta, secretario de la junta directiva de Asepeyo, José María Juncadella, presidente de la mutua, y Alejandro Iñareta, director gerente, durante la junta general ordinaria de mutualistas celebrada en el Hospital Asepeyo Sant Cugat

Redacción. Asepeyo, mutua colaboradora con la Seguridad Social, ha cerrado el ejercicio 2020 con un resultado consolidado en contingencias profesionales y comunes de 20.068.507 euros, y con unos ingresos de 2.531 millones de euros, mejorando significativamente los resultados de 2019.

El número de empresas asociadas a la mutua se sitúa en 267.658 y los trabajadores protegidos en 2.709.299, de los cuales 2.232.722 pertenecen al régimen general y 476.577 al régimen especial de trabajadores autónomos.

Desde la entidad se destacado la excepcionalidad del ejercicio 2020 y el impacto de la pandemia de covid-19 a todos los niveles. En el ámbito asistencial, las mutuas pusieron a disposición de los servicios públicos de salud a 9.696 profesionales sanitarios, de los cuales 1.681 (17,3 %) fueron de Asepeyo.

Durante el estado de alarma, Asepeyo tuvo que desprogramar su actividad sanitaria habitual en los hospitales para invertir esfuerzos en tratar pacientes covid-19 y otros pacientes derivados de la Sanidad Pública. Un 45 % de los centros asistenciales sufrió alteraciones en sus horarios habituales.

Al margen de la colaboración sanitaria, a nivel económico la afectación a las mutuas ha sido directa en la gestión de las prestaciones extraordinarias para los autónomos y las bajas por la covid-19.

En 2020 se tramitaron un total de 307.947 solicitudes de cese de actividad de trabajadores autónomos y se recibieron 386.613 bajas por covid, que han ascendido en Asepeyo a 1.000 millones de euros, 751 destinados al cese de actividad de los autónomos y 258 millones a las bajas por la coronavirus.

La siniestralidad en contingencia profesional disminuyó un 28 %, marcando un “descenso histórico”, y también se redujo el índice de incidencia, que pasó del 3,80 al 2,75. La reducción de la actividad, el decremento de los trabajadores protegidos y la concienciación de estos han contribuido a este descenso, según señalan desde Asepeyo.

Otros hechos destacados por la mutua correspondientes al ejercicio pasado son las actividades de prevención realizadas en 11.431 empresas asociadas, en las que han participado 1.147.111 trabajadores.

Asepeyo también ha puesto de relieve su apuesta por la transformación digital, acelerando el proceso de innovación, potenciando aplicaciones de gestión y robotización de procesos e intensificando la telemedicina, con más de 1.500 teleconsultas realizadas.

Así mismo, la entidad fue capaz de mantener la comunicación abierta con sus grupos de interés, transformando las jornadas presenciales en eventos en streaming y webinars, y potenciando su plataforma eLearning, especializada en contenidos en prevención de riesgos laborales.

Por último, la mutua invirtió más de 9,5 millones de euros en la mejora y ampliación de su red asistencial, compuesta por 174 delegaciones propias.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.