El trabajo híbrido genera profesionales cada vez más sanos

Redacción. El trabajo híbrido está generando profesionales cada vez más sanos, que dedican más tiempo al ejercicio, al sueño y a la alimentación saludable.

Así se desprende de un nuevo estudio de IWG, proveedor global de espacios de trabajo flexible, en el que han participado más de 2.000 trabajadores europeos, que revela que el tiempo que se ahorra al reducir los desplazamientos al trabajo ha contribuido a múltiples beneficios para el bienestar, incluyendo pérdida de peso, mejores hábitos de cocina, más salud mental y un aumento de las horas de sueño.

Según el estudio, un profesional que trabaje en formato híbrido entrena 4,7 horas a la semana de media, comparado con las 3,4 horas de media de antes de la pandemia, siendo el entrenamiento de fuerza, el running y los paseos las formas más comunes de ejercicio.

Así mismo, duermen más y pasan más tiempo en la cama por las mañanas, lo que alcanza las 71 horas -casi tres días- extra de sueño al año.

En relación con los hábitos alimenticios, el 70 % de los profesionales consideran que el trabajo híbrido les permite tener el tiempo suficiente para prepararse un desayuno saludable cada día, mientras que el 54 % afirma tener más tiempo para preparar comidas nutritivas a lo largo de la semana.

Estos trabajadores están, además, comiendo más fruta y verdura fresca (46 % y 44 %, respectivamente), y uno de cada cinco (20 %) declara comer más pescado.

De igual forma, un cuarto de los empleados asegura haber disminuido su consumo de dulces desde el año 2020.

La investigación concluye que el 27 % de los trabajadores afirma que ha logrado perder peso desde el inicio de la pandemia gracias a la posibilidad que ofrece el trabajo híbrido de hacer más ejercicio, dormir mejor y comer más saludable.

El 42 % de encuestados ha perdido entre 5 y 9,9 kilos, mientras que un 23 % ha perdido más de 10 kilos. Los mayores impulsores de esta pérdida de peso han sido un aumento del tiempo libre para hacer ejercicio (65 %) y para preparar comidas saludables (54 %).

Según Mark Dixon, fundador y CEO de IWG, “este estudio confirma lo que llevamos observando un tiempo: cómo el trabajo híbrido está construyendo y manteniendo una fuerza laboral más sana y feliz, reduciendo la necesidad de interminables desplazamientos diarios. Ofrecer trabajo flexible es una forma importante y sencilla de que las empresas den prioridad a sus empleados, liberándoles tiempo y dándoles mayor control sobre sus horarios”.

“Las organizaciones que han adoptado el trabajo híbrido no solo cuentan con plantillas más sanas y felices, sino también con equipos más comprometidos y productivos”, concluye Dixon.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.