Imagen de la noticia

Redacción. Leroy Merlin repartió el año pasado 25,7 millones de euros entre sus trabajadores en concepto de políticas de participación.

Estas políticas incluyen una prima de progreso trimestral, directamente relacionada con los resultados de cada centro de trabajo, y una participación anual en los beneficios obtenidos a nivel nacional.

Además, todos los empleados de Leroy Merlin tienen la oportunidad de convertirse en copropietarios de ADEO, grupo al que pertenece la compañía, mediante la adhesión a su accionariado. En la actualidad, un 97,7 % de los trabajadores de Leroy Merlin son accionistas de ADEO.

Según explican desde Leroy Merlin, su política de RRHH de se basa en un modelo que pone a las personas en el centro de todo. Consecuencia de ello, la compañía reparte beneficios entre todos sus trabajadores, fomenta su autonomía y apuesta por los planes de formación interna.

Leroy Merlin, que comparte sus beneficios con la plantilla desde 1998, ha repartido durante los últimos cinco años cerca de 140 millones de euros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.