Thomas Cook

Redacción. El Gobierno de las Islas Baleares ha aprobado una convocatoria de ayudas para las pequeñas y medianas empresas de la comunidad autónoma afectadas por la quiebra del turoperador británico Thomas Cook.

Las ayudas, cuya cuantía alcanza los tres millones de euros, se destinan a cubrir los gastos derivados de inversiones, instalaciones u obras de modernización realizadas en los establecimientos perjudicados por el concurso de acreedores de Thomas Cook.

Del importe total, 2,6 millones de euros se destinarán a empresas turísticas de alojamiento, y 400.000 euros se destinarán a compañías de transporte y distribución también afectadas por la caída del operador turístico británico.

El importe máximo de las ayudas a las que podrá optar cada empresa será de 28.000 euros para todos aquellos solicitantes que hayan presentado proyectos que cumplan los requisitos establecidos en la convocatoria.

Los beneficiarios de las ayudas son todas las pymes con facturas directas impagadas por el operador turístico y no cubiertas por ningún tipo de seguro. Están sujetas al cumplimiento del compromiso de mantener la actividad y los puestos de trabajo en iguales condiciones durante dos años.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.