Imagen de la noticia

Redacción. Henkel, multinacional alemana de productos de limpieza, cuidado del hogar, cosmética, cuidado corporal y tecnologías de adhesivos, se ha convertido en la primera compañía a nivel mundial en cerrar un bono de reducción de residuos plásticos.

El bono de reducción de residuos plásticos pone de relieve el compromiso de Henkel con el fomento de una economía circular y, por lo tanto, con la financiación sostenible. Al mismo tiempo, brinda la oportunidad de obtener información adicional sobre productos financieros relacionados con la sostenibilidad.

En 2018, Henkel fue la primera compañía en Alemania en concluir un préstamo sindicado vinculado a la sostenibilidad, una línea de crédito está vinculada al desempeño de Henkel en tres clasificaciones de sostenibilidad independientes.

Las ganancias de este bono de reducción de residuos plásticos, una colocación privada con las compañías de seguros japonesas Dai-ichi Life y Dai-ichi Frontier Life, se asignarán específicamente a proyectos y gastos relacionados con las actividades de Henkel para reducir los residuos plásticos.

El bono tiene un volumen total de 70 millones de dólares y un vencimiento a cinco años.

"La sostenibilidad no solo está firmemente integrada en nuestro marco estratégico, sino que también es cada vez más relevante para los inversores y los mercados financieros", ha declarado el director financiero de Henkel, Marco Swoboda.

“Estamos orgullosos de ser la primera compañía emisora de un bono de reducción de residuos plásticos, demostrando una vez más nuestra capacidad para concluir instrumentos innovadores de inversión sostenible en términos atractivos”, ha añadido.

Por su parte, Sylvie Nicol, miembro del consejo de administración de Henkel responsable de Recursos Humanos y Sostenibilidad, ha señalado que “los residuos plásticos son uno de los mayores desafíos ambientales a nivel mundial. Hemos reafirmado nuestro claro compromiso de acelerar nuestras acciones de sostenibilidad y estamos trabajando hacia objetivos ambiciosos para reducir los residuos de plástico y fomentar una economía circular”.

“Este bono de reducción de residuos plásticos es una clara señal de nuestra convicción de que especialmente en momentos como estos, en medio de la crisis actual de la COVID-19, debemos intensificar nuestros esfuerzos para promover soluciones y conceptos sostenibles en toda la organización y en toda la cadena de valor”, ha concluido Nicol.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.