Palacio de San Telmo

Redacción.Un total de 45 jóvenes con discapacidad están realizando prácticas laborales en centros de la Junta de Andalucía, en el marco de colaboración con entidades sin ánimo de lucro para promover actividades formativas dirigidas a la plena inclusión de personas con discapacidad intelectual, como Síndrome de Down o de Asperger, entre otras.

Por provincias, entre el pasado año y el actual, en Sevilla hay 20 jóvenes participando en el programa; en Granada, 13; en Huelva, ocho, y en Almería, cuatro.

Las prácticas son de carácter administrativo y se realizan en los servicios centrales, las delegaciones territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y en centros y servicios de atención a personas mayores y con discapacidad dependientes de la Junta.

Para ello, la Junta de Andalucía ha suscrito convenios con la Asociación Albatros, la Federación Andaluza Asociaciones de Personas Sordas y las de asociaciones Down, Asperger y de Vida Adulta de personas con discapacidad.

El objetivo es facilitar la incorporación a la vida laboral de jóvenes que tienen reconocida algún tipo de discapacidad igual o superior al 33 %. Se pretende así potenciar al máximo sus facultades en los distintos ámbitos y propiciar la plena normalización del colectivo a través de su participación social.

Según los convenios suscritos, el periodo de prácticas es de seis meses y se desarrolla en jornadas de cinco horas diarias con un máximo de 20 horas. Cada participante cuenta con una persona que tutoriza las prácticas, designada por la entidad que suscribe el convenio.

Tanto el alumnado en prácticas como las personas encargadas de la tutoría contarán con un certificado del programa de prácticas profesionales, para que puedan incluir la formación en sus curriculum vitae.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.