Imagen de la noticia

Redacción. Más de la mitad de los viajeros de negocios, el 54 %, han experimentado algún contratiempo mientras viajaban por trabajo en el último año, un 52 % han sufrido retrasos en sus vuelos y un 40 %, cancelaciones. Pese a estas incidencias, la gran mayoría de los viajeros de negocios de todo el mundo, el 86 %, aseguran sentirse satisfechos con sus experiencias de viaje.

Así lo revela el recientemente relanzado Business Traveler Sentiment Index de la Asociación Mundial de Viajes de Negocios (GBTA, por sus siglas en inglés), elaborado conjuntamente con RoomIt by CWT, la división de distribución hotelera de CWT, la plataforma de gestión de viajes de empresa a empresa para empleados (B2B4E).

La experiencia de viaje demostró ser lo que más influye en el nivel de satisfacción de los viajeros de negocios, ya que así sucede en el 54 % de los casos. Dado el gran porcentaje de ellos que sufre contratiempos con sus vuelos, no es de extrañar que estos sean uno de los factores con más influencia sobre la experiencia de viaje.

No obstante, los componentes del viaje más estrechamente relacionados con la satisfacción de los viajeros son los relativos al alojamiento, incluyendo la estancia en hoteles convenientemente situados, la reserva de billetes de avión y de hotel, el proceso de registro de entrada y salida del hotel y el pago del viaje.

Los hoteles bien situados y un buen acceso wifi encabezan la lista de factores más importantes para los viajeros de negocios. Los viajeros frecuentes de Latinoamérica (52 %) y Norteamérica (44 %) son mucho más propensos a querer alojarse en un hotel bien situado que los de Europa (32 %) o Asia Pacífico (30 %).

Además, para los viajeros latinoamericanos contar con un buen acceso wifi es más importante (60 %) que para los viajeros de Norteamérica (47 %), Europa (37 %) o Asia Pacífico (35 %).

Los servicios del hotel, como el desayuno gratuito y la posibilidad de conseguir o utilizar las recompensas y beneficios a discreción propia, también ocupan posiciones destacadas en la lista de factores más valorados. Un 83 % de los viajeros de negocios tienen en cuenta las instalaciones deportivas del hotel a la hora de reservar

La salud en los viajes de trabajo

A menudo los viajes frecuentes pueden ser percibidos como una carga para la salud; no obstante, los viajeros de negocios cuidan su salud y bienestar cuando están fuera de casa. A la hora de reservar, más de ocho de cada diez viajeros (83 %) tienen en cuenta las instalaciones del hotel para hacer ejercicio o su proximidad a zonas peatonales, y es que un 50 % de los viajeros de negocios dice sacar tiempo para hacer ejercicio en prácticamente cada viaje y casi un cuarto (23 %) afirma hacer deporte con más frecuencia cuando viaja por negocios que cuando está en casa.

Mientras que la mayoría de los viajeros se conforman con correr por los alrededores del hotel o usar el gimnasio, un 43 % desearían que los hoteles ofrecieran hot yoga, un 33 % CrossFit y un 32 % meditación.

En materia de bienestar, no es de extrañar que las principales preocupaciones de los viajeros frecuentes sean la falta de sueño (37 %), el estrés que generan los viajes (34 %) y la alimentación poco saludable (33 %).

Cuando se trata de las opciones en materia de bienestar que ofrecen los hoteles, los viajeros de negocios se muestran más interesados en contar con agua potable filtrada (77 %), alimentos saludables (73 %) y purificadores de aire en la habitación (71 %).

Estrés y molestias

Para los viajeros de negocios, el tiempo es oro, y las interrupciones pueden tener un efecto negativo sobre la productividad y resultar en la pérdida de oportunidades de negocio.

Si bien los viajeros reportan sufrir más percances relacionados con los vuelos, también es cierto que los hoteles que no ofrecen suficiente privacidad o insonorización incomodan a los viajeros y pueden contribuir a su falta de sueño.

Las principales fuentes de estrés para los viajeros de negocios durante sus desplazamientos son olvidarse el smartphone (64 %), olvidarse el cargador del portátil (50 %), dejarse en casa los zapatos o la indumentaria adecuada para una reunión o evento (42 %), estar poco o demasiado arreglado para una reunión o evento (33 %), no respetar los códigos culturales (32 %), ir a cenar con un colega que no te cae bien o que no conoces bien (30 %), asistir solo a actos o eventos (29 %), cruzarte con compañeros de trabajo en el gimnasio (19 %).

En cuanto a las principales fuentes de molestias para los viajeros de negocios, estas son las habitaciones de hotel con falta de privacidad (27 %), pasajero borracho o beligerante a bordo (20 %), ruidos en el hotel en la habitación contigua (17 %), bebé llorando a bordo (15 %), pasajero que se te duerme encima (11 %) y alarma nocturna que te obliga a aparecer en pijama en público (10 %).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.