Imagen de la noticia

Redacción. Al 62 % de los trabajadores a nivel global les gustaría poder contar con otras opciones en materia de cobro, como, por ejemplo, tener la posibilidad de elegir cuándo recibir su nómina.

Esta es una de las conclusiones del informe The Future of Pay, elaborado por Automatic Data Processing (ADP), proveedor global de soluciones de gestión del capital humano, sobre una muestra de 4.000 empleados y 2.900 empresas de más de 50 empleados en trece países de todo el mundo.

Según este informe, el 90 % de los millennials estarían dispuestos a compartir información personal con su empleador, como hábitos de gasto, saldos bancarios o necesidades familiares, para realizar un seguimiento de sus finanzas y recibir asesoramiento.

Por otro lado, el 98 % de los empleadores admiten que el bienestar financiero de los empleados afecta sus negocios, particularmente en relación con la productividad y el compromiso de los trabajadores.

Raúl Sibaja, director de Operaciones de ADP Iberia, "las opciones de pago afectan tanto al empleado como al empleador. El método y la frecuencia puede tener consecuencias importantes en cómo los empleados pueden administrar sus finanzas, cómo se sienten sobre su salario, sus responsabilidades, e incluso sobre sí mismos y su desempeño en el trabajo”.

“Para los empleadores, proporcionar opciones y frecuencia de pago que se ajusten a las necesidades de sus empleados proporciona beneficios concretos y cuantificable, y también ayuda a mejorar las percepciones de los empleados, su bienestar financiero y su productividad", añade Sibaja.

La tecnología ha impulsado el crecimiento de una nueva clase de trabajadores "bajo demanda" que pueden responder a las necesidades inmediatas de una empresa en horas o incluso minutos.

A pesar de estos desarrollos tecnológicos, los métodos de pago y los ciclos de pago no se adaptan con la misma velocidad que evoluciona la tecnología. Si bien existe una gran cantidad de informes sobre la remuneración de los empleados y su impacto en el reclutamiento, la retención y la satisfacción, la forma en que se les paga a los empleados no se ha estudiado como habría sido necesario.

"Las opciones de pago y el apoyo de bienestar financiero pueden ayudar a diferenciar a una empresa que compite por atraer y retener talento. En última instancia, cuando un empleador puede ayudar a los empleados a mejorar su salud financiera, todos se benefician", concluye Sibaja.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.