Imagen de la noticia

Redacción. Internet es la principal fuente de educación financiera del 36 % de los españoles, según refleja el Informe Europeo de Pagos de Consumidores de Intrum, compañía especializada en gestión de créditos y activos.

Internet solo es superada como fuente de educación en finanzas por los padres, a quienes recurren el 41 % de los españoles consultados por Intrum, y por las entidades financieras, a las que acuden el 37 % de los encuestados.

A continuación se sitúa la escuela, a la que un 35 % de los españoles posiciona como su principal fuente de educación financiera.

“La educación financiera es fundamental para generar y afianzar hábitos de consumo sostenibles entre los ciudadanos. Hoy en día contamos con numerosas facilidades para adquirir productos y servicios por múltiples vías, por lo que una gestión responsable de nuestras finanzas es esencial para evitar posibles incidencias en nuestros pagos como consumidores”, afirma Alejandro Zurbano, director general de Intrum.

España está por debajo de la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en conocimientos financieros, algo que para Intrum no resulta extraño, ya que, según la Encuesta de Competencias Financieras, elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), más del 75 % de los españoles reconoce que debe mejorar sus conocimientos en materia financiera. Y no solo por el hecho de recibir más información al respecto, sino por mejorar y optimizar la gestión de sus propias finanzas personales.

Según el informe de Intrum, casi la mitad de la población necesita asesoramiento para cuestiones como, por ejemplo, planificar pensiones o invertir en el mercado de valores, y solo un 13 % de los encuestados se siente seguro al manejar asuntos económicos complejos gracias a haber recibido una buena educación financiera.

Educación financiera en las aulas

El informe de Intrum también revela que un 62 % de los españoles asegura que le hubiera gustado contar con una mejor educación financiera en su etapa escolar.

Además, pese a que el 85 % de los padres intenta enseñar a sus hijos a manejar sus finanzas, 6 de cada 10 millennials afirman que les hubiera gustado aprender más sobre economía del día a día en el colegio.

Así, en opinión de Intrum, es especialmente importante formar a los más jóvenes en un consumo responsable, especialmente a los adolescentes que cuentan con fácil acceso a internet y se están formando como consumidores independientes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.