El 75 % de las empresas españolas ya cuenta con un sistema de compliance o lo implantará en los próximos años

Redacción. El 75 % de las empresas españolas ya cuenta con sistema de cumplimiento normativo (compliance) o tiene previsto implantarlo en los próximos cinco años.

Así lo pone de relieve un estudio sobre la función de compliance en las empresas españolas impulsado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la Asociación Española de Compliance (ASCOM), que ha contado con la colaboración del Instituto de Estudios Económicos (IEE), para su realización, y el apoyo de Iberdrola como patrocinador.

El estudio revela que, pese a que estos sistemas de compliance son ya una realidad en la empresa española, su implantación tiene todavía un amplio margen de mejora, especialmente en las empresas de menor tamaño.

Entre las principales conclusiones del informe se destaca que acreditar el compromiso ético del equipo de dirección de la compañía y posibilitar una posible exención de la responsabilidad penal son las principales motivaciones para la implantación de un sistema de compliance.

Además, las empresas también perciben el valor del compliance a efectos de contratación pública y privada, al ser un requisito creciente en las licitaciones.

Por otra parte, un porcentaje relevante de empresas no limitan sus sistemas de compliance a los riesgos sujetos a responsabilidad penal de la persona jurídica, sino que empiezan a tener presencia en ámbitos tales como selección de personal, fijación de criterios de retribución o lanzamiento de nuevos productos y operaciones corporativas, entre otros.

Por último, las organizaciones que cuentan con una función de compliance valoran muy positivamente las mejoras obtenidas en materia de control interno, reputación y valor de la marca.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.