Los teletrabajadores tienen dudas sobre su utilidad real para sus empresas

Redacción. El 72 % de los jóvenes profesionales españoles duda sobre el reconocimiento y valoración de su trabajo, así como sobre qué utilidad real tiene el mismo para sus organizaciones.

Así lo refleja un estudio de Sharp basado en encuestas a profesionales de entre 21 y 45 años de edad que trabajan en empresas de entre 100 y 250 empleados, según el cual, esta percepción de falta de utilidad es consecuencia del alejamiento de los centros de trabajo impuesto por el teletrabajo debido a la crisis sanitaria.

De hecho, el 54 % de los jóvenes profesionales afirma no sentirse parte de un equipo de trabajo, y un 30 % teme ser excluido de la toma de decisiones corporativas por parte del equipo sénior.

Otro de los datos más reveladores del estudio es la aparición, por primera vez, de la gestión que hacen las empresas de la salud física y mental de sus recursos humanos como factor fundamental entre las preferencias laborales. De hecho, un 74 % de los encuestados así lo manifiesta.

A este respecto, el análisis de Sharp evidencia que este nuevo factor es consecuencia también de la imposición de teletrabajar. En concreto, el 59 % de los encuestados afirma haber alargado su jornada laboral, algo que incide en su vida personal en el 51 % de los casos.

Pese a ello, el 74 % de los encuestados apunta que la ausencia de desplazamientos le permite planificar una jornada laboral más equilibrada, y al 70 % le supone disponer de más flexibilidad para organizar su día a día.

Respecto al futuro, el 31 % se decanta por un modelo que trabajo mixto, y el 45 % prefiere empresas capaces de proporcionarles oportunidades de adquirir nuevas habilidades y ampliar sus conocimientos a través de la formación online.

Además, un 73 % destaca la necesidad de puestos que les provean de la tecnología necesaria para trabajar desde cualquier sitio.

Juan Marco, director comercial de Sharp España, asegura que “para extraer el máximo potencial de la generación de trabajadores que ocupará un porcentaje importante de puestos en los próximos años, las empresas deben incorporar a sus entornos de trabajo tecnología que fomente el pensamiento creativo, el desarrollo de nuevas habilidades y la flexibilidad entre vida personal y laboral”.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.