La pandemia impulsa el negocio de la formación a distancia en España

Redacción. El valor del mercado de la formación a distancia cerró el ejercicio 2020 en España con un incremento del 12,7 %, alcanzando los 1.770 millones de euros, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa (Grupo CESCE).

Las medidas de distanciamiento social y restricciones a la movilidad tomadas para hacer frente a la crisis sanitaria del covid-19 incentivaron la contratación de programas de formación no presencial frente a programas presenciales.

En función del tipo de operador, el grupo de universidades privadas reconocidas por ley, junto con la UNED y las escuelas de negocios obtuvieron unos ingresos conjuntos de 860 millones de euros, lo que supuso un 13,2 % más que en el ejercicio anterior.

Dentro de este grupo, las universidades privadas no presenciales lideraron el crecimiento, con un 16 % más, logrando una cifra de 365 millones de euros.

La participación de los ingresos por formación a distancia generados por universidades privadas y escuelas de negocios sobre el conjunto de los ingresos por formación -presencial y a distancia- de este tipo de entidades muestra una evolución al alza, llegando a representar el 24,5 % en 2020, porcentaje que se situó en unos ocho puntos porcentuales más que en 2014.

El grupo de otras empresas con actividad de formación a distancia también vio impulsado su negocio por el fuerte crecimiento de la demanda, contabilizando un aumento de los ingresos del 12,3 %, hasta los 910 millones de euros.

Previsiones

En los próximos años el negocio mantendrá la tendencia positiva, en paralelo a la creciente orientación de la demanda hacia las modalidades no presenciales o semipresenciales y al refuerzo continuado de la oferta.

El potencial de crecimiento de la demanda continuará incentivando la entrada de inversores al sector, que dotarán a las entidades de una mayor capacidad para su desarrollo y expansión.

La oferta de formación a distancia experimentó en 2020 un fuerte impulso derivado de la incorporación de numerosas entidades de formación presencial amenazadas por la caída de su demanda tradicional ante el impacto del covid-19.

A pesar de ello, el sector presenta cierta concentración en torno a las principales entidades, de manera que las cinco primeras reunieron en 2020 cerca del 33 % del valor total del mercado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.