Solo un 10 % de las empresas destaca en diversidad e inclusión en sus funciones tecnológicas

Redacción. Solo un 10 % de las empresas a nivel internacional destaca por adoptar prácticas de inclusión y diversidad dentro de sus funciones tecnológicas.

Así lo pone de relieve el informe The key to designing inclusive tech: creating diverse and inclusive tech teams (La clave para diseñar una tecnología inclusiva: crear equipos tecnológicos diversos e inclusivos), publicado por el Instituto de Investigación Capgemini.

Según este estudio, el reconocimiento de la falta de inclusión desde la dirección es un factor clave para acceder a comunidades diversas, por lo que las organizaciones que se centran en la diversidad y la inclusión en sus equipos tecnológicos se beneficiarán de las oportunidades de innovación, ingresos y valor de marca.

Prácticas inadecuadas de inclusión y diversidad

Durante la pandemia de covid-19, se ha ejercido una gran presión sobre las empresas para que contraten a perfiles tecnológicos, cuya disponibilidad está muy limitada.

Como consecuencia del esfuerzo de las empresas en la búsqueda talento adecuado para satisfacer sus necesidades, se ha reducido el enfoque en las buenas prácticas de diversidad e inclusión, produciéndose una notable diferencia entre la percepción positiva de la dirección en este ámbito y la realidad experimentada por los miembros de las minorías étnicas y las mujeres.

Según el informe, el 85 % de los directivos cree que sus organizaciones ofrecen oportunidades equitativas de desarrollo profesional y ascensos a todos los empleados de sus organizaciones, pero solo el 19 % de las mujeres y los empleados de minorías étnicas está de acuerdo.

Este desajuste se suma a un problema de equidad e inclusión de la diversidad que se perpetúa en todas las industrias que despliegan tecnologías para los usuarios finales, ya que los líderes creen que se están haciendo progresos, pero los empleados de tecnología sobre el terreno siguen siendo pesimistas sobre la realidad.

El espectro de la brecha de percepción es amplio. El 75 % de los directivos cree que las mujeres y las minorías étnicas tienen un sentido de pertenencia en sus organizaciones, pero solo el 24 % de estos empleados en funciones tecnológicas está de acuerdo.

El 53 % de las mujeres y los trabajadores de minorías étnicas se siente cómodo compartiendo experiencias personales con otros empleados y compañeros, mientras que solo el 9 % de ellos siente el mismo nivel de comodidad con su liderazgo.

Así mismo, solo el 16 % de las mujeres y de las minorías étnicas que ocupan puestos de tecnología considera que está bien representado en los equipos de tecnología. Además, en los equipos de tecnologías de la información, solo uno de cada cinco empleados es mujer, y uno de cada seis pertenece a una comunidad étnica minoritaria.

Cuando se trata de oportunidades profesionales, la brecha entre los empleados varones y no diversos y los empleados tecnológicos pertenecientes a minorías étnicas y las mujeres, es palpable. Por ejemplo, solo el 22 % de los empleados de tecnología de raza negra siente que tiene las mismas oportunidades de crecimiento que sus compañeros no diversos.

La brecha es menor en las empresas más inclusivas

La brecha de percepción entre la dirección y las mujeres y minorías étnicas en las funciones tecnológicas sobre los procesos y medidas de inclusión, es más estrecha para las organizaciones con una cultura inclusiva avanzada.

Cuando se pregunta si las mujeres y las minorías étnicas tienen el mismo acceso a los recursos, a los grupos y a los equipos de RRHH en comparación con los empleados de orígenes no diversos, la brecha de percepción entre las organizaciones inclusivas y el resto es significativa: 31 % frente al 55 %).

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.