El cambio del paradigma del trabajo

Redacción. Los paradigmas del trabajo están en plena evolución. En el contexto mundial en el que estamos, los trabajadores hemos tenido que ir encontrando la manera de encajar para seguir siendo productivos, algo que también ha afectado a los trabajadores del área de Recursos Humanos.

El principal cambio que ha llegado a nuestras vidas es el del teletrabajo, una modalidad laboral que muchos empleados venían reclamando desde hacía tiempo. Y ni que decir tiene que el trabajo en remoto tiene sus cosas buenas... y sus cosas malas.

Ventajas del teletrabajo

El trabajo en remoto ha traído una serie de beneficios, que pueden concretarse así:

  • Mejor aprovechamiento del tiempo. Si hay una ventaja del teletrabajo que sobresalga por encima del resto es la comodidad que supone no tener que perder horas en los indeseables desplazamientos hasta el puesto de trabajo. Ahora basta con preparar un café en tu propia cocina y comenzar la jornada. Atrás quedaron los largos viajes en transporte público. Esta característica nos permite sacar un mayor rendimiento a las horas del día.
  • Reducción de gastos. Trabajar desde casa supone ahorrar dinero. Sin ir más lejos, en transporte, ya sea en gasolina o en billetes de autobús, tren o metro. Pero también podemos recortar gastos en dietas, puesto que al poder trabajar desde casa no es necesario tener que salir a la calle a comer, aunque sea un menú diario barato.
  • Mayor movilidad. La conectividad y el desarrollo de las comunicaciones hacen posibles que podamos trabajar desde prácticamente cualquier parte del mundo siempre y cuando tengamos nuestras herramientas básicas de trabajo: ordenador, teléfono móvil. Ahora tenemos la suerte de no tener que estar atados a la oficina. Cualquier lugar es tan bueno para trabajar como cualquier otro.
  • Mejor conciliación personal y laboral. Estar en casa permite rendir en el trabajo a la perfección, pero, a su vez, conciliar la vida personal con facilidad. Algo tan sencillo como poder recoger a los niños del colegio y seguir trabajando siendo productivos.

 

Desventajas del trabajo en remoto

Entre las desventajas del teletrabajo, podrían apuntarse las siguientes:

  • Dependencia de la tecnología. Aunque como trabajadores dependemos siempre de una serie de aparatos tecnológicos, con el teletrabajo esa dependencia es aún mayor. Por ejemplo, podemos trabajar desde una cafetería, pero eso implica que los equipos estén optimizados. En el caso concreto de las baterías de los ordenadores portátiles de la marca MSI, con el paso del tiempo se desgastan con rapidez, al igual que las de otras marcas reconocidas como Dell, Samung, Lenovo, etc... Por suerte, podrás encontrar tu modelo de batería MSI fácilmente y la recibirás en un corto espacio de tiempo, así como del resto de marcas de portátiles.
  • Eliminación del ambiente de trabajo. Trabajar en casa supone alejarte de los compañeros de trabajo y perder ese contacto directo que sirve para crear un compadreo y una energía de grupo que muchos especialistas en RRHH necesitan para dar lo mejor de sí mismos.
  • Aislamiento. Perder ese ambiente de trabajo puede hacer que socializar sea bastante complicado, lo que puede llevar a ciertos profesionales a sentirse solos y abandonados.

En cualquier caso, parece más que evidente que nos encontramos en un momento importante de cambio. La manera en la que nos adaptemos a esos cambios va a determinar si terminarán siendo positivos o negativos, pero, a priori, todos los cambios son para bien.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.