Solo un 11 % de los estudiantes universitarios se sienten preparados para enfrentarse al mercado laboral

Redacción. Solo un 11% de los estudiantes a nivel global dicen sentirse preparados para empezar a trabajar después de haber finalizado sus estudios universitarios, y solo uno de cada tres reconoce haber tenido una gran experiencia universitaria.

Así lo pone de relieve la tercera edición del Informe del Estudiante Conectado, elaborado por Salesforce, que se centra en las particularidades de la educación superior en la preparación de los jóvenes para el mercado laboral.

En la era pospandémica, las universidades tienen la oportunidad de reinventar las experiencias de los estudiantes para lograr mejores resultados. Los nuevos datos presentados por Salesforce en este informe muestran que el trabajo debe comenzar cuando los alumnos se matriculan.

Las instituciones académicas están más presionadas que nunca para acompañar e involucrar a los estudiantes a lo largo de su carrera, buscando así adaptarse a las nuevas expectativas y a preparar mejor a sus estudiantes para el mercado laboral.

El estudio incide en que las universidades deben actualizarse para atraer a los estudiantes en un ámbito en el que las matrículas universitarias cada vez son más elevadas, las empresas están empezando a prescindir de los títulos universitarios para la contratación y las habilidades digitales se han convertido en un aspecto muy importante, pero poco específicas. En este sentido, solo el 32 % de los estudiantes de la Generación Z dicen sentirse formados para aprender las habilidades digitales necesarias para su desarrollo profesional.

Basado en la participación de más de 1.300 estudiantes universitarios y 1.300 profesionales con estudios superiores de diversos países de todos los continentes, incluyendo España, el informe concluye que el 47 % de los estudiantes eligió su centro universitario por las posibilidades profesionales que le ofrece, pero solo el 11 % señalado afirma sentirse preparado para el mercado de trabajo.

Además, solo un tercio de los estudiantes encuestados valora positivamente el proceso de solicitud y matriculación, y, de ellos, solo el 2 % dice haber tenido después una gran experiencia universitaria.

El estudio de Salesforce también revela que casi la mitad de los estudiantes (48 %) defiende que las habilidades adquiridas solo serán útiles en la carrera elegida durante los cinco primeros años tras la finalización de los estudios.

Mejorando experiencias y apostando por la salud mental

Las instituciones de educación superior, por su parte, tienen todavía un largo camino por recorrer en su objetivo de lograr un entorno acogedor, ya que, según el estudio, solo el 12 % de los estudiantes se sienten integrados en la entidad académica.

El informe destaca que estas instituciones educativas pueden reforzar el éxito de los estudiantes mejorando las experiencias y el apoyo que se les brinda desde el primer día, ya sea virtual o presencial.

En este sentido, los estudiantes que experimentaron una buena experiencia de integración tenían 35 veces más probabilidades de tener una gran experiencia universitaria en general que el resto.

Por otro lado, el 49 % de los estudiantes encuestados afirman su intención de adquirir habilidades y conocimientos relacionados con el trabajo en las universidades, ya sea online o presencialmente, y el mismo porcentaje dice que la universidad podría fomentar el aprendizaje continuo proporcionando acceso a cursos gratuitos.

Otra de las preocupaciones de los estudiantes es la formación especializada; y es que el 40 % de los estudiantes sienten la necesidad de poder realizar talleres específicos relacionados con su carrera, y solo el 10 % se sienten conectados a grupos de alumnos, con solo un 24 % satisfecho con los servicios y el apoyo a los estudiantes.

Por último, la salud mental se encuentra entre las preocupaciones de los encuestados. Así, un tercio de los estudiantes apostaría por una mayor planificación de la carrera, y el 36 % apuesta por recursos para el bienestar -frente al 24 % del año pasado-, como apoyo a la salud mental o ayuda financiera.

Así mismo, cuatro de cada diez estudiantes prefieren más ayuda para conciliar su vida académica, profesional y personal, y como valores que buscan en la universidad destacan la diversidad y la inclusión, siendo así la tercera opción más común de los estudiantes, solo superada por la excelencia académica y su bienestar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.