Imagen de la noticia

Redacción. Las empresas tienen el doble de posibilidades de tener múltiples áreas de seguridad expuestas, siendo más probable que se conviertan en víctimas de un ciberataque importante, cuando el gasto en tecnologías de la información (IT) no depende del control directo de los responsables de información (CIO, chief information officer).

Así lo pone de relieve el informe CIO 2019 de Harvey Nash y KPMG, según el cual, casi dos tercios (63 %) de las organizaciones permiten en la actualidad que la tecnología se administre fuera del departamento de tecnología, un cambio que trae consigo importantes ventajas comerciales y también y mayores riesgos de privacidad y seguridad.

El estudio de KPMG, que analiza las respuestas de organizaciones con un gasto total en tecnología de más de 250.000 millones de dólares, revela que, para aquellas organizaciones donde el equipo de IT está formalmente involucrado en la toma de decisiones en torno a tecnología liderada por el negocio, las ventajas competitivas incluyen mejorar el tiempo para comercializar nuevos productos (52 % piensan que son ‘significativamente mejores que sus competidores’) y la experiencia de los empleados (38 %).

Sin embargo, cuatro de cada diez (43 %) empresas no están involucrando formalmente a IT en las decisiones de tecnología dirigidas por los negocios. Estas organizaciones tienen el doble de probabilidades de tener múltiples áreas de seguridad expuestas que las que consultan al área de IT, un 23 % menos de probabilidades de ser ‘muy o extremadamente efectivas’ en la construcción de la confianza de los clientes con la tecnología, y un 9 % más de probabilidades de haber sido blanco de un ciberataque importante en los últimos dos años.

Estos riesgos se descubren en un momento en el que la ciberseguridad alcanza un máximo histórico como prioridad del consejo de administración, 56 % de este año frente al 49 % del año pasado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.