Cataluña destina 25 millones de euros a formación y reorientación laboral de 12.500 trabajadores afectados por ERTE

Redacción. El Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias del Gobierno catalán ha anunciado la puesta en marcha de un programa de formación y reorientación profesional para que un mínimo de 12.500 personas afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) a consecuencia de la crisis del covid-19 puedan reincorporarse al mercado de trabajo en otros sectores.

Esta iniciativa está dotada con 25 millones de euros, que se gestionarán a través del Consorcio para la Formación Continua de Cataluña (CFCC), y forma parte del paquete de ayudas de 618 millones de euros de este trimestre presentado por el Gobierno regional el pasado mes de enero para apoyar a los colectivos y sectores económicos más afectados por las medidas de contención de la pandemia.

Se podrán beneficiar de estas ayudas las personas afectadas por ERTE que no puedan retomar su actividad. El objetivo es reconocer su experiencia laboral y ayudar en su reorientación y recualificación. Se reservarán un máximo del 30 % de las plazas ofertadas para personas en situación de desempleo.

Además, con este programa no solo se busca mejorar las oportunidades laborales de afectados por ERTE, sino también formar personal para los sectores emergentes, como la digitalización, la logística, las energías renovables, la gestión de residuos o la economía circular.

También se quiere conservar y actualizar el talento de aquellos ámbitos que resisten mejor la crisis o de los que se espera una rápida recuperación, como la industria, el comercio, la hostelería, el turismo, la cultura o el deporte.

Del presupuesto total de 25 millones de euros, 7,32 millones se destinan a subvencionar las actuaciones de orientación y 17,68 millones a las actuaciones de formación.

La tarea formativa y orientadora correrá a cargo de las entidades acreditadas en el Servicio Público de Empleo de Cataluña (SOC). Se identificarán los puntos fuertes de cada trabajador/a y las salidas laborales que encajen mejor con su perfil.

Una vez analizadas estas cuestiones, se diseñará un itinerario personalizado, que puede pasar por un procedimiento de acreditación de competencias profesionales, por un proceso de formación acreditable oficialmente con la expedición de un certificado de profesionalidad o por la obtención de una certificación o habilitación de sector.

También se les proporcionarán recursos para la búsqueda de trabajo e información y asesoramiento para desarrollar proyectos de emprendimiento.

El programa de orientación y formación se ha diseñado concertadamente con los agentes económicos y sociales. La formación será teórico-práctica, y se ha previsto la máxima flexibilidad para adaptarse a la situación sanitaria.

Se prevé que cada persona reciba un mínimo de 10 horas de asesoramiento vinculado a la orientación, y la media de horas de los itinerarios de formación acreditable será de 400 horas, disponiendo de especialidades formativas acreditables desde las 100 horas hasta las 800 que puede suponer algún certificado de profesionalidad.

La previsión es poner en marcha los programas mixtos de orientación y formación durante el mes de julio. Previamente, durante el mes de abril, se publicará la convocatoria de subvenciones, que las entidades pueden solicitar por concurrencia competitiva, y después habrá que cumplir con el proceso de valoración técnica de los proyectos y de concesión de las ayudas.

Las entidades desarrollarán las actuaciones de orientación y formación trabajadoras hasta septiembre del próximo año.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.