Imagen de la noticia

Redacción. Un estudio de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), titulado Los efectos de la menopausia en métricas vocales: una revisión sistemática y meta-análisis, ha puesto de relieve que el tono de la voz hablada de la mujer baja cerca de un semitono después de la menopausia, lo que podría afectar negativamente a nivel laboral.

Aunque esta disminución se encuentra por debajo del límite de dos semitonos considerados como necesarios para que estos cambios sean escuchados, este cambio puede tener impactos negativos a largo plazo en la salud vocal y en la sostenibilidad de una carrera artística y/o profesional.

La voz es el más importante e inmediato medio de comunicación entre personas. Tanto es así que cerca del 30 % de la población activa depende de la calidad de su voz para poder trabajar, entre otros, cantantes, actores, profesores, periodistas, políticos, abogados, curas, vendedores y telefonistas, entre otros profesionales.

Filipa M.B. Lã, profesora de la Facultad de Educación de la UNED y una de las autoras del estudio, destaca que “durante la menopausia, entre el 35 % y el 46 % de las mujeres presentan síntomas de malestar vocal y cambios en el timbre y en el tono de la voz. La voz es un órgano de influencia hormonal, por lo que cambios en las concentraciones de hormonas esteroides sexuales, esto es, estrógenos, progesterona y testosterona, también se pueden repercutir en la calidad de la voz y su función en cuanto medio de comunicación y de trabajo”.

El estudio constata que la voz femenina es 12 semitonos -una octava musical- más aguda que la voz masculina, y con la menopausia se produce un descenso medio del tono de la voz hasta los 180 hercios (Hz), una media tonal alejada de los 165 Hz, frecuencia a partir de la cual empieza a ser difícil distinguir si la voz es de una mujer o de un hombre. Para los investigadores, este descenso del tono de la voz femenina podrá constituir apenas uno de los cambios menos significativos entre los muchos que aún están por descubrir.

El estudio, en el que también ha participado Diego Ardura, profesor de la Facultad de Educación de la UNED, ha obtenido el premio Hamdan Internacional Presentation Award de la The Voice Foundation.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.