ASPY lanza una app para prevenir trastornos musculoesqueléticos en el trabajo

Redacción. Grupo ASPY, operador nacionales especializado en prevención de riesgos, salud laboral y cumplimiento normativo, ha anunciado el lanzamiento de Work&fit, su nuevo producto destinado a la prevención de trastornos musculoesqueléticos en la empresa.

Work&Fit es una aplicación que recrea un gimnasio virtual para trabajar los ejercicios que mitiguen o eviten los trastornos musculoesqueléticos mediante pequeños objetivos y evaluando su consecución.

“Es un nuevo tipo de formación que combina la tecnología y la gamificación, y está pensada para todos los perfiles y puestos de trabajo. Los objetivos principales de este producto son identificar las lesiones a las que los trabajadores se exponen, crear una cultura preventiva, preservar la salud laboral de los empleados y reducir el absentismo laboral y las bajas a causa de las lesiones musculoesqueléticas”, explica Alejandro Hernández, product manager de formación de Grupo ASPY.

La estructura del programa Work&Fit está basada en la filosofía Kaizen -change for good- y se desarrolla mediante el ciclo PDCA o rueda de Daming: planificar, ejecutar, verificar y actuar.

“La filosofía japonesa Kaizen está enfocada en la mejora continua; y el objetivo es que logres convertir en hábito la realización de unas rutinas de calentamiento, estiramiento y fortalecimiento que te ayudarán a prevenir lesiones y dolores en tu día a día”, añade Hernández.

Zonas de dolor y rutina deportiva

El contenido del producto está integrado por un vídeo inicial explicativo del funcionamiento de la aplicación, un apartado especializado para el conocimiento de los trastornos musculoesqueléticos (TME) y un botón de inicio para personalizar el plan de entrenamiento en el que se podrá elegir cuál es la zona de dolor -codo, hombro, muñeca, espalda…-.

Una vez marcada esa zona de dolor, la aplicación genera una especie de gimnasio virtual con ejercicios destinados a minimizar los daños en la zona marcada. Estos ejercicios se tendrán que repetir cada día durante un tiempo determinado para que sean efectivos.

Cada rutina u objetivo tendrá asignado un logro que se tendrá que superar. Además, el usuario gana puntos con cada uno de los vídeos que ve, independientemente de que pertenezcan a diferentes rutinas. Así, la evolución de su avatar va ligado a los puntos conseguidos.

“Para que una rutina pueda ser efectiva es necesario un compromiso por parte del usuario. Por eso, creemos que, a través de la gamificación, puede ser más fácil llegar al cliente y que cumpla con los objetivos”, concluye Hernández.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.