Telefónica y sindicatos firman un acuerdo que contempla la salida voluntaria de 2.700 empleados

Redacción. Telefónica España ha firmado un Pacto Social por el Empleo respaldado por los sindicatos mayoritarios cuyo resultados ha sido de 24 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.

El acuerdo se sustancia en seis líneas de trabajo: igualdad y diversidad, nuevas formas de trabajo, flexibilidad y productividad, incorporación y retención del talento, reskilling y desarrollo profesional, movilidad funcional y geográfica y un programa voluntario de suspensión individual de la relación laboral.

La compañía busca impulsar la igualdad y capitalizar la diversidad del equipo en un entorno inclusivo, la consecución de los objetivos de género, generacional y capacidades diferentes. Las nuevas formas de trabajo, que consolidan modelos híbridos, desde una cultura de confianza, flexibilidad, contribución y productividad, acelerarán aún más la transformación hacia una compañía más digital y preparada para el futuro.

El pacto social impulsa otros aspectos como la incorporación de talento, el reskilling, el upskilling y la movilidad funcional y geográfica. En este contexto de evolución tecnológica, el plan asegura formación continua y posibilidades de movilidad para ajustarse a las necesidades del negocio de Telefónica España.

Cerca de 2.700 salidas

Por último, el pacto incluye un Plan de Suspensión Individual (PSI) del empleo totalmente voluntario para el año 2022, al que podrán adherirse los trabajadores que cumplan 55 años o más en 2022 y tengan una antigüedad superior a 15 años en la empresa.

El valor actual del gasto del plan dependerá del grado de aceptación, si bien se estima que cerca de 2.700 empleados se adhieran al mismo, lo que situaría su valor actual en el entorno de los 1.500 millones de euros antes de impuestos, cifra que se contabilizará en el cuarto trimestre de 2021.

Los ahorros anuales promedio de gastos directos se estiman por encima de los 230 millones de euros a partir de 2023.

En cualquier caso, el impacto en generación de caja será positivo desde 2022 al igual que la captura de ahorros, ya que la salida de empleados se prevé tenga lugar durante el primer trimestre de 2022.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.