Las empresas españolas son las más lentas de Europa en gestionar los gastos de los empleados

Redacción. Las empresas españolas son las menos eficientes de Europa en gestionar los gastos de los empleados. Así se desprende de un estudio elaborado por la fintech Pleo, según el cual, el 54 % de las empresas en España dedican más de dos días al mes a administrar los gastos de sus empleados, mientras que en Reino Unido esta tarea conlleva, para el mismo porcentaje de empresas, menos de ocho horas.

Según Pleo, parte de esta falta de agilidad se debe al bajo nivel de digitalización de estos procesos, ya que apenas el 30 % de las empresas realiza una gestión de gastos completamente digital, circunstancia especialmente relevante con el teletrabajo y los nuevos modelos híbridos de trabajo que, además, están generando un aumento de los gastos laborales de los españoles.

“Gastos como la luz, Internet o el teléfono han dejado de ser asumidos por la empresa para recaer en los propios empleados. Es fundamental que las compañías dispongan de procesos internos eficientes, que permitan reportar y financiar estos gastos de una manera ágil y transparente”, señala Aiyana Moorhead, country manager para España de Pleo.

Esa falta de digitalización complica la gestión óptima de los gastos, a la vez que genera costes añadidos para las empresas. En este sentido, el 38 % de las compañías españolas indica que la gestión de gastos de empleados es una fuente de pérdidas económicas, un porcentaje que se reduce a la mitad en países como Reino Unido (19 %) o Dinamarca (20 %).

Además, ese exceso de tiempo dedicado a estas tareas provoca un mal aprovechamiento de los recursos y el talento. En concreto, el control de gastos manual implica a una media de tres personas y seis etapas, desde que llega un tique hasta que se refleja en el software de cuentas.

Así mismo, en España estas tareas son asumidas en el 62 % de los casos por perfiles directivos, como CFO y CEO, impidiendo que dediquen su tiempo de trabajo a otras funciones más estratégicas que contribuyan al desarrollo del negocio.

En cambio, en Reino Unido la gestión de gastos es realizada en el 43 % de los casos por managers y en un 33 % por perfiles júnior o en prácticas.

“En comparación con otros países de Europa, en España hay una falta de modernización de la gestión de gastos. Nos encontramos con procesos obsoletos y complejos, que generan pérdidas a las empresas. La tecnología tiene la capacidad de mejorar estos procedimientos y hacerlos más rentables, a la vez que promueve un modelo más transparente y evita que los trabajadores realicen pagos de empresa con dinero personal”, concluye Moorhead.

Utilizamos cookies propias y de terceros para posibilitar y mejorar su experiencia de navegación por nuestra web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.